Se inspiran en cucarachas para crear un robot imposible de aplastar

Es muy común que los humanos nos inspiremos en la naturaleza para desarrollar algunos de los avances tecnológicos más importantes .

En el caso de los robots, muchos de ellos se basan en características tomadas de los animales. Tal es el caso de este prototipo desarrollado en la Universidad de Berkeley y que parece imitar a una cucaracha.

El objetivo del equipo a cargo fue crear un robot que pudiera realizar tareas en lugares de difícil acceso, así como operar luego de sufrir cualquier tipo de daño.

Y como las cucarachas, es prácticamente imposible de aplastar. De hecho, en las pruebas demostró ser capaz de soportar una carga de hasta seis veces su propio peso.

Se inspiran en las cucarachas para crear un robot imposible de aplastar

Parte de su resistencia se debe a su simplicidad. Este robot fue confeccionado a partir de una pequeña placa curvada de material piezoeléctrico que reacciona a la electricidad. Así, este prototipo puede moverse al extender y contraer su cuerpo con pequeñas descargas eléctricas.

Se inspiran en las cucarachas para crear un robot imposible de aplastar

El equipo además creó varias versiones. La de 10 mm, por ejemplo, se mueve a una velocidad de 20 cm por segundo cuando se le suministra una corriente de 200 V a 850 Hz.

“La mayoría de los robots a esta escala tan pequeña son muy frágiles”, explica el ingeniero mecánico Liwei Lin, de la Universidad de California.

“Si los pisas, prácticamente destruyes el robot. Descubrimos que si ponemos peso en nuestro robot, sigue funcionando más o menos”.

De esta manera, una persona podría pisar este innovador robot-cucaracha y no romperlo. Esta era, precisamente, una de las principales características que los ingenieros querían lograr en su proyecto.

Pero su invento no es un simple capricho, ya que fue desarrollado para ser de utilidad en catástrofes: podría ingresar a lugares peligrosos e inestables.

“Por ejemplo, si se produce un terremoto, es muy difícil que las máquinas grandes, o los perros grandes, encuentren vida bajo los escombros, por eso necesitamos un robot de tamaño pequeño que sea ágil y robusto”.

Recomendaciones del editor