Este económico tratamiento podría mantener controlado el vértigo

Tomar vitamina D y calcio dos veces al día puede reducir las posibilidades de tener vértigo nuevamente, según un estudio publicado en la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología.

“Para las personas con vértigo posicional paroxístico benigno, tomar un suplemento de vitamina D y calcio es una forma simple y de bajo riesgo de prevenir la recurrencia del vértigo. Es especialmente eficaz si tiene niveles bajos de vitamina D”, afirmó Ji-Soo Kim, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl.

El vértigo posicional paroxístico benigno ocurre cuando un cambio en la posición de la cabeza le da una sensación repentina de girar. Es uno de los tipos más comunes de vértigo.

El tratamiento incluye que un médico realice una serie de movimientos de la cabeza que desplazan las partículas en los oídos que causan el vértigo, pero la afección tiende a repetirse con frecuencia.

Para alrededor del 86 por ciento de las personas que padecen esta forma de vértigo enfrentan una interrupción de sus actividades normales, incluso perdiendo días de trabajo.

El estudio observó a 957 personas en Corea con vértigo posicional paroxístico benigno que fueron tratadas exitosamente con los movimientos de la cabeza. Los participantes se dividieron en grupos de intervención y de control.

Las 445 personas en el grupo de intervención tomaron una dosis de vitamina D al comienzo del estudio, y quienes presentaban bajos niveles, recibieron una segunda dosis. Las 512 personas de control no recibieron suplementos ni controlaron sus niveles.

Las personas que recibieron suplementos tuvieron una tasa de recurrencia más baja después de un año: un 38 por ciento tuvo otro episodio, en comparación con el 47 por ciento del grupo de control.

“Nuestros resultados son emocionantes porque hasta ahora, ir al médico para que realice movimientos de la cabeza ha sido la principal forma en que tratamos el vértigo posicional paroxístico benigno. Nuestro estudio sugiere que un tratamiento económico y de bajo riesgo, como la vitamina D y las tabletas de calcio, puede ser eficaz para prevenir este trastorno común y comúnmente recurrente”, precisó el especialista.

Recomendaciones del editor