Aerosol nasal para el COVID-19 también protege de otros virus

Un espray nasal desarrollado por investigadores del Reino Unido para prevenir el contagio de COVID-19 demostró que también es útil para evitar la infección de rinovirus, el patógeno que produce el resfriado común.

En un estudio publicado en el European Respiratory Journal, investigadores de la Universidad de Newcastle señalan que el fármaco, conocido como INNA-X, mostró efectividad en estudios preclínicos en células de vías respiratorias humanas.

Nathan Barlett, uno de los firmantes del estudio, destacó que el aerosol nasal INNA-X constituye una gran promesa para el combate a la propagación del COVID-19 y otras enfermedades virales, especialmente en aquellos pacientes con padecimientos como el asma, que complican el tratamiento de las infecciones respiratorias.

“De acuerdo a lo que hemos informado para otros virus respiratorios, incluido el SARS-CoV-2 que causa el COVID-19, el tratamiento con INNA-X antes de la infección redujo la carga viral en el tracto respiratorio”, señaló el investigador.

“Hemos examinado el efecto de INNA-X en las células de las vías respiratorias de pacientes con asma, que sabemos tienen una respuesta inmunitaria antivírica menor, y descubrimos que el tratamiento con INNA-X fue eficaz”, agregó el especialista.

El fármaco INNA-X es desarrollado por la empresa australiana de biotecnología Ena Respiratory. El espray actúa estimulando el sistema inmunológico de las vías respiratorias, que es la primera línea de defensa del cuerpo contra virus que causan infecciones respiratorias como el SARS-CoV-2 o el rinovirus.

Por ahora, el fármaco continúa en fase de pruebas y se prevé que los ensayos clínicos en humanos comiencen en las próximas semanas. De ser exitosos, el fármaco podría iniciar su comercialización este año.

Recomendaciones del editor