Putin no se aplica la vacuna Sputnik V y siembra dudas

La vacuna rusa Sputnik V desarrollada para reducir los contagios del nuevo coronavirus había sumado un importante defensor: el reconocido director de cine Oliver Stone.

El guionista señaló que se había suministrado la primera de las dos dosis asociadas a este fármaco durante un viaje a Rusia y reconoció no entender la actitud que había tomado occidente ante esta vacuna.

Por lo mismo, llama la atención que el ciudadano más importante de Rusia todavía no se haya suministrado la vacuna, aunque todo indica que hay una buena explicación detrás.

El presidente ruso Vladimir Putin explicó que todavía no se vacuna debido a su edad, ya que la Sputnik V que está siendo suministrada de manera masiva a la población de aquel país, está dirigida a personas de entre 18 y 60 años (el mandatario tiene 68 años).

“Para la gente como yo la vacuna todavía no llega… yo atiendo las recomendaciones de nuestros especialistas y por eso, por ahora, no me he puesto la vacuna, pero lo haré sin falta cuando sea posible”, reconoció Putin en rueda de prensa.

La Sputnik V comenzó a ser administrada a comienzos de este mes, incluso antes de que finalizaran los ensayos de la fase 3.

Esto ha despertado algunos cuestionamientos por parte de la ciudadanía, aunque las autoridades confían en que el fármaco, efectivamente, ayude a frenar el rápido avance del coronavirus.

El grupo conformado por funcionarios de la salud y profesores fueron los primeros en recibir la vacuna.

Con más de 2,7 millones de contagios, Rusia ocupa el cuarto lugar en el mundo, detrás de Estados Unidos, India y Brasil.

Según datos oficiales, en el país europeo han fallecido 49,151 personas por COVID-19.

Recomendaciones del editor