COVID-19: Moderna confirma eficacia de 94.1% para su vacuna

Un 94.1 por ciento de efectividad alcanzó la candidata a vacuna contra el COVID-19 desarrollada por el laboratorio de biotecnología estadounidense Moderna, según confirmó este lunes 30 de noviembre la propia compañía al presentar los resultados finales de su estudio de fase 3.

Tras informar que no se habían registrado problemas graves de seguridad, la compañía farmacéutica también adelantó que solicitará la autorización para su uso de emergencia en Estados Unidos y una aprobación condiciona en la Unión Europea.

“Creemos que tenemos una vacuna que es muy eficaz. Ahora tenemos los datos para probarlo. Esperamos desempeñar un papel importante para revertir esta pandemia”,  afirmó Tal Zaks, director médico de Moderna.

Un análisis intermedio, publicado el 16 de noviembre, había situado la efectividad en 94.5 por ciento, diferencias que, según Zaks, no son estadísticamente significativas.

La compañía también reportó una tasa de éxito del 100 por ciento para prevenir casos graves.

Al igual que la vacunas de Pfizer-BioNTech, que alcanzó una efectividad de 95 por ciento, el antídoto desarrollado por Moderna utiliza la nueva tecnología llamada ARN mensajero sintético (ARNm).

Se espera que los asesores independientes de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) se reúnan el 10 de diciembre para revisar los datos de la vacuna de Pfizer-BionTech y el 17 de diciembre, para evaluar los de Moderna.

Moderna dijo que la eficacia de la vacuna fue constante según edad, raza, etnia y demografía de género.  Entre los efectos secundarios más comunes, se encuentran fatiga, enrojecimiento y dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y dolores corporales, que aumentaron después de la segunda dosis y fueron de corta duración.

En paralelo, la farmacéutica británica AstraZeneca ha anunciado una tasa de eficacia promedio del 70 por ciento para su vacuna y hasta del 90 por ciento para un subgrupo que recibió una media dosis inicial. Sin embargo, los datos de esta última muestra han sido cuestionados porque la menor dosificación se debió a un error.

Recomendaciones del editor