Skip to main content

Moderna anuncia avances alentadores en vacuna contra cáncer de piel

La compañía farmacéutica Moderna, que se hizo célebre por las vacunas de ARM Mensajero contra el COVID-19, entregó alentadoras noticias sobre una vacuna que están trabajando para detener el cáncer de piel.

La compañía informó en un comunicado que entre 157 personas con melanoma en etapa 3 o etapa 4, una vacuna personalizada contra el cáncer que Moderna desarrolló con Merck, creada utilizando material genético de ARNm de los respectivos tumores de cada paciente, redujo el riesgo de recurrencia o muerte en un 44% en comparación con la atención estándar.

«Por primera vez, tenemos evidencia de que es posible desarrollar una respuesta inmune funcional que pueda tratar el cáncer de los pacientes a partir de un ensayo controlado aleatorio», dice el Dr. Stephen Hoge, presidente de Moderna.

En el estudio, los pacientes fueron asignados al azar para recibir uno de dos tratamientos. Un grupo fue tratado con el medicamento pembrolizumab, o Keytruda, un medicamento existente que libera el freno que el sistema inmunológico normalmente tiene para atacar las células cancerosas, ya que las células cancerosas crecen a partir de las propias células del cuerpo. El otro grupo recibió Keytruda y una vacuna personalizada contra el cáncer utilizando tecnología de ARNm. Todos los pacientes se sometieron a cirugía para extirpar su melanoma, y para el grupo de vacunas, los científicos de Moderna realizaron biopsias y secuenciaron genéticamente esos tumores, luego identificaron casi tres docenas de banderas tumorales genéticas y personalizadas, en forma de ARNm, para que el sistema inmunológico de cada paciente las reconociera. Luego, se combinaron e inyectaron en los brazos de los pacientes, de la misma manera que la vacuna COVID-19 entregó instrucciones para atacar los genes de la proteína espiga del virus. Excepto en este caso, el sistema inmunitario fue entrenado para atacar y destruir las células de melanoma en lugar de un virus.

Es mucho más fácil para el sistema inmunológico atrapar un virus y prevenir una infección viral que destruir el cáncer», dice Hoge. «Por lo tanto, se necesitan muchas más dosis para que el sistema inmunitario se desarrolle con la fuerza y la fuerza adecuadas contra los antígenos [del cáncer] para afectar el cáncer de un paciente».

Recomendaciones del editor