Viajes seguros: aviones eliminan virus más resistente que el coronavirus

Si ha evitado los viajes por miedo a contraer el COVID-19, hay buenas noticias: los sistemas de desinfección que utilizan los aviones son efectivos para eliminar el nuevo coronavirus.

Así lo aseguró un estudio del fabricante Boeing e investigadores de la Universidad de Arizona, que llevaron adelante pruebas al interior de un avión sin pasajeros.

El estudio demostró que prácticamente no existen riesgos de transmisión por tocar objetos, incluidos los apoyabrazos, las bandejas o los compartimentos superiores, según detalló Axios.

“No solo estamos demostrando que podemos matar cosas. Estamos demostrando que será más seguro viajar mañana”, afirmó Charles Gerba, microbiólogo de la Universidad de Arizona.

Más resistente que el SARS-CoV-2

Una mujer viaja en un avión usando una mascarilla
Shutterstock

Para el estudio, los investigadores aplicaron el virus MS2 en 230 “puntos estratégicos de alto contacto” de la cabina.

El MS2 es un virus sustituto que no es no dañino para humanos, pero que es más difícil de eliminar que el SARS-CoV-2.

Posteriormente, los técnicos desinfectaron cada área con varios productos y tecnologías utilizando métodos de limpieza manual y pulverización electrostática. Además, midieron la eficacia de la varilla ultravioleta y recubrimientos antimicrobianos de Boeing.

Los investigadores determinaron que todos los productos, métodos y tecnologías destruyeron con éxito el virus MS2 y, por lo tanto, se podría esperar que también mataran al coronavirus.

Un caso cada 27 millones

De acuerdo a datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), alrededor de 1,200 millones de pasajeros han viajado a nivel mundial durante 2020.

De ellos, solo se han informado 44 casos de COVID-19 vinculaos directamente a un viaje en avión, es decir, un caso por cada 27 millones de viajeros.

Según IATA, la mayoría de esos casos ocurrieron antes de que se hiciera obligatorio el uso de mascarillas en los pasajeros y la tripulación.

Recomendaciones del editor