Skip to main content

¿Es el metaverso una “bolsa gigante de caca en llamas”?

En octubre de 2021 Mark Zuckerberg, CEO de Meta (antes Facebook), anunció el cambio de nombre de la compañía y detalló cómo esta pretendía construir una nueva versión de internet con el llamado metaverso.

Se trata de un universo virtual donde, mediante avatares, será posible comunicarnos y realizar una serie de tareas cotidianas, como trabajar, socializar y jugar. Sería algo como el mundo real, pero sin sus limitaciones físicas o económicas.

Mark Zuckerberg, CEO de Meta (ex-Facebook), en una pantalla de celular.

La idea de Zuckerberg es hacer que este concepto –digno de una película de ciencia ficción– se vuelva realidad en un futuro cercano. “Creemos que el metaverso será el sucesor del internet móvil, podremos sentirnos presentes, como si estuviéramos allí con la gente sin importar cuán lejos estemos”, dijo el CEO en ese entonces.

Sin embargo, esto ha generado opiniones divididas: a algunas personas les llama la atención la nueva tecnología, pero otras no tienen muchas expectativas. Una de esas últimas es el experto en marketing Scott Galloway, quien está de acuerdo con lo que el público general ya sabe: es posible que Mark Zuckerberg no pueda lograr su visión del metaverso.

En un nuevo episodio del podcast Pivot de Vox Media, con Kara Swisher, el renombrado profesor de marketing de la NYU reveló sus pensamientos sobre el reciente impulso del metaverso de Zuckerberg y si este tendrá éxito o no en su hazaña.

Galloway le dio crédito a Zuckerberg. Lo considera un “visionario” que hace lo correcto para tratar de rescatar su barco que se hunde: Meta/Facebook, que por primera vez pierde usuarios activos. Sin embargo, no está convencido de que el metaverso vaya en la dirección correcta.

“Si lo logra, será una de las hazañas más impresionantes, ni siquiera la renovación corporativa, sino la visión de mantener el crecimiento”, dijo Galloway durante el podcast. Pero también señaló: “No creo que vayan a hacerlo. Creo que esto ya es una bolsa gigante de mierda en llamas”.

Según Galloway, parte del problema de Zuckerberg es que el casco de realidad virtual Quest de Meta, antes conocido como Oculus, aún es demasiado engorroso para impresionar al público objetivo de Meta.

“La gente de este universo no está impresionada con el universo que él imagina, y específicamente con el portal”, dijo Galloway en el podcast. “Una de mis predicciones en noviembre de 2021 fue que el mayor fracaso en la historia de los productos tecnológicos podría ser el Oculus”, agregó.

También está el tema del gasto. Zuckerberg invirtió $10,000 millones de dólares en la división Reality Labs, solo para ver caer los precios de las acciones de la compañía en más de 20 por ciento a comienzos de febrero. Galloway dice que con la opinión pública de Meta tan baja, hay pocas esperanzas de que la empresa pueda recuperar su inversión.

Ahora bien, existe la posibilidad de que Galloway esté totalmente equivocado. Meta podría encontrar su aplicación estrella y hacer que el metaverso y la realidad virtual sean tecnologías atractivas para los nuevos usuarios. Quién sabe.

Pero si Meta llevará a cabo su plan, tiene mucho trabajo que hacer, además de encontrar una razón convincente de existir, como acabar con el acoso sexual y con la mala experiencia del usuario en la plataforma de realidad virtual.

Meta abrió el acceso a su plataforma social VR Horizon Worlds mediante la aplicación gratuita de Quest en diciembre de 2021, pero antes estuvo en calidad de beta privada, desde septiembre de 2019.

Algunos días antes de ese lanzamiento abierto, según informó The Verge, una persona que ingresó a la beta publicó en el grupo oficial de Horizon Worlds en Facebook que un extraño había manoseado su avatar.

“El acoso sexual no es una broma en internet normal, pero estar en realidad virtual agrega otra capa que hace que el evento sea más intenso”, escribió la persona. “No solo me manosearon anoche, sino que había otras personas allí que apoyaban este comportamiento, lo que hizo sentirme aislada en la Plaza”.

Vivek Sharma, vicepresidente de Horizon en Meta, dijo que era una situación “absolutamente desafortunada”, pero que esos comentarios les eran útiles para mejorar la experiencia en la plataforma.

“Es una buena retroalimentación incluso para nosotros, porque quiero que [la función Safe Zone] sea trivialmente fácil de encontrar”, comentó Sharma. Con Safe Zone, los usuarios pueden activar una burbuja impenetrable alrededor suyo cuando quieran más espacio. Aunque eso también acentúa un gran problema para las aplicaciones de realidad virtual social: el espacio personal.

¿Podrá Mark Zuckerberg desarrollar con éxito su visión del metaverso? No queda más que sentarse y esperar.

Recomendaciones del editor