Presidente de México ofrece asilo político a Julian Assange

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador ofreció asilo político al fundador de Wikileaks Jualian Assange luego de que la justicia británica rechazara extraditarlo a Estados Unidos.

“Voy a pedirle al secretario de Relaciones Exteriores que haga los trámites correspondientes para que se solicite al Gobierno de Reino Unido la posibilidad de que el señor Assange quede en libertad y que México le ofrezca asilo político”, dijo el presidente López Obrador durante su conferencia matutina.

La declaración del presidente mexicano ocurrió horas después de que la jueza británica Vanessa Baraitser rechazó extraditar a Assange a Estados Unidos, al señalar que el fundador de Wikileaks padece de depresión crónica y, de ser extraditado, podría suicidarse.

La resolución británica fue celebrada por el presidente mexicano, quien la calificó como “un triunfo de la justicia”.

“Celebro primero que en Inglaterra haya dado protección al señor Assange, que no se haya autorizado la extradición a Estados Unidos. Creo que es un triunfo de la Justicia, celebro que en Inglaterra se actúe de esa forma porque Assange es un periodista y merece una oportunidad”, agregó López Obrador.

En el pasado, el hoy presidente de México se apoyó en filtraciones de Wikileaks para golpear políticamente al gobierno del expresidente Felipe Calderón.

Algunas de ellas revelaron que, según comunicaciones de altos mandos del Gobierno mexicano, la guerra contra el narcotráfico era inútil y que el exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna —hoy preso en Estados Unidos por presuntos nexos con el narcotráfico—, ofreció a EEUU acceso total a archivos mexicanos de inteligencia.

Será este miércoles 6 de enero cuando la justicia británica decida si da a Julian Assange la libertad condicional.

Los abogados del fundador de Wikileaks ofrecen un paquete de medidas de control para evitar su fuga, entre las que se encuentran vigilancia domiciliaria, comparecencias regulares y una fianza económica.

Recomendaciones del editor