Skip to main content

Nave espacial Orion: así es el módulo que regresará a la Luna

La NASA está a punto de realizar el lanzamiento inaugural de su cohete Space Launch System (SLS) de próxima generación, el vehículo de lanzamiento más potente que jamás haya construido.

La nave espacial Orión.
NASA

La misión Artemis I de la próxima semana marca el comienzo de una nueva y emocionante era de exploración espacial que allanará el camino para un aterrizaje lunar tripulado, el primero desde 1972, en solo unos años a partir de ahora.

La misión Artemis I de la próxima semana marca el comienzo de una nueva y emocionante era de exploración espacial que allanará el camino para un aterrizaje lunar tripulado, el primero desde 1972, en solo unos años a partir de ahora.

Haciendo posible las misiones de astronautas a la Luna, Marte y más allá está la nave espacial Orion, un vehículo que en su vuelo inaugural la próxima semana realizará un sobrevuelo sin tripulación de la Luna antes de regresar a la Tierra en un exigente viaje de prueba de seis semanas.

El módulo de tripulación de Orion fue construido por Lockheed Martin, mientras que el módulo de servicio europeo, vital para el suministro de electricidad, propulsión, control térmico, aire y agua, es obra de Airbus Defence and Space, una unidad del gigante de la aviación.

El siguiente video ofrece una mirada detallada a la nueva nave espacial Orion, la primera en ser especialmente diseñada para misiones tripuladas al espacio profundo.

Orion Components

Como muestra el video, el módulo de tripulación de Orion puede transportar hasta cuatro astronautas, mientras que el motor principal de la nave espacial es capaz de 6,000 libras de empuje, con ocho motores auxiliares cada uno que ofrece hasta 110 libras de empuje.

Orion también cuenta con cuatro alas solares de siete metros de largo, con 3.750 células solares por ala que extraen energía del sol.

El video también destaca el sistema de aborto de lanzamiento de Orion, un mecanismo diseñado para activarse en milisegundos de una anomalía grave en el lanzamiento. Si es necesario, el sistema impulsará rápidamente la cápsula de la tripulación lejos de un cohete potencialmente fuera de control a la seguridad a través de un aterrizaje asistido por paracaídas.

«Esta nueva nave espacial nos llevará más lejos de lo que hemos ido antes, incluso a las cercanías de la Luna y Marte», dice la NASA en su sitio web. «Nombrada en honor a una de las constelaciones más grandes del cielo nocturno y basada en más de 50 años de investigación y desarrollo de vuelos espaciales, la nave espacial Orion está diseñada para satisfacer las necesidades cambiantes del programa de exploración del espacio profundo de nuestra nación en las próximas décadas».

Con 8.8 millones de libras de empuje, la mayor cantidad jamás vista con un lanzamiento de cohete, el despegue del SLS de la próxima semana promete ser un espectáculo extraordinario.

Recomendaciones del editor