¡Rumbo a Marte!: exitoso lanzamiento del rover Perseverance

El rover Perseverance ya se desplaza rumbo a Marte. Cuando el reloj marcaba las 4:50 a.m. PT / 7:50  a.m. ET de este jueves 30 de julio de 2020, el cohete Atlas V de la United Launch Alliance fue lanzado exitosamente desde la estación de Cabo Cañaveral, en la primera ventana de oportunidad que la NASA tuvo disponible.

El vehículo explorador tiene previsto aterrizar en el cráter Jezero el 18 de febrero de 2021, siguiendo los pasos de Curiosity y otros rovers que se han aventurado más allá de la Tierra. Pero no lo hará solo, sino que viaja  acompañado del helicóptero Ingenuity, el primer vehículo que sobrevolará los cielos de otro planeta.

Pero antes necesita cumplir una serie de pasos:

  • 45 segundos después del lanzamiento, el cohete alcanzó el punto q, donde el vehículo alcanza la presión dinámica máxima.
  • Dos minutos más tarde, ya no necesitó los cohetes de refuerzo sólidos y fueron arrojados.
  • Cuatro minutos y quince segundos después del lanzamiento, el cono que protegía al rover Perseverance dejó de ser necesario y se dividió en dos mitades.
  • Cuatro minutos y medio después del, el refuerzo principal también fue arrojado. De esta manera, el motor Centaur inició su primera combustión, moviendo la nave a órbita.
  • Después de un período de 30 minutos de inercia tras la primera combustión, se activará una segunda, que sacará el vehículo de la órbita y lo dirigirá hacia Marte.

Problemas menores de comunicación

Como problemas menores describió la NASA algunas de las dificultades que tuvo para establecer contacto con el rover, aunque aseguró que la nave espacial está sana y en la trayectoria correcta.

“Estamos utilizando la Red del Espacio Profundo para recibir las señales de la nave espacial en este momento. Es un receptor muy sensible, diseñado para capturar señales muy débiles del espacio profundo. Y la nave espacial está en el espacio profundo, a una buena distancia de la Tierra, pero no es la distancia que normalmente estaríamos recibiendo al usar la Red del Espacio Profundo”, dijo el administrador de la NASA, Jim Bridenstine.

El especialista aseguró que esas situaciones han ocurrido en el pasado con otras misiones a Marte. “Esto no es inusual. Todo va de acuerdo al plan. Necesitamos ajustar nuestras estaciones receptoras y hacer algunas cosas para capturar esa señal y bloquearla. Pero creo que estamos en buena forma”, enfatizó.

Así es el rover Perseverance

Perseverance es un vehículo científico mayormente autónomo, que mide aproximadamente 10 pies de largo. Está equipado con un brazo robótico de siete pies y seis ruedas altamente maniobrables, que le permiten escalar rocas y otros terrenos complejos. Con un peso de alrededor de 2,260 libras,  poco más de 1,000 kilogramos, se basa en el mismo diseño que Curiosity y es considerablemente más pesado que los rovers más antiguos, como Opportunity.

El rover está equipado con siete instrumentos, incluidas cámaras, micrófonos y espectrómetros, cuyo objetivo es responder a una de las preguntas más importantes de la ciencia espacial: ¿alguna vez hubo vida en Marte?

Cuenta con un sistema de taladros, un brazo de muestreo y una colección de tubos, los que se utilizarán para recolectar muestras de rocas marcianas, que se pueden dejar en la superficie del planeta para una futura misión de recolección. Además, lleva un instrumento experimental llamado MOXIE (Experimento de utilización de recursos in situ de oxígeno de Marte) que intentará crear oxígeno a partir del dióxido de carbono en la atmósfera marciana, que sería una herramienta invaluable para enviar un día a los humanos al planeta rojo.

* Actualizada con el lanzamiento y problemas de comunicación

Recomendaciones del editor