Skip to main content

Cómo se gestó el histórico vuelo de Yuri Gagarin al espacio

Solo los cosmonautas Yuri Gagarin y German Titov durmieron esa noche. A las cuatro de la mañana del 12 de abril de 1961 la tripulación de la nave Vostok-1 llegó a la posición de partida. Restaban un par de horas para que la Unión Soviética escribiera una de las páginas más importantes de la historia: la primera vez que el hombre llegó al espacio.

Hace más de 60 años, las estaciones de radio de todo el mundo interrumpieron sus transmisiones para anunciar la noticia: “¡Un hombre en el espacio!”. El mundo escuchó el “allá vamos” de Gagarin, que marcó el comienzo de la exploración espacial tripulada.

Gagarin voló 108 minutos alrededor de la Tierra en la nave Vostok-1. Regresó sano y salvo. Un hito que la Unión Soviética logró solo tres años después de haber lanzado al espacio su primer satélite artificial.

Cómo se gestó la primera misión espacial

A principios de 1959, un círculo reducido de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética discutió la posibilidad de vuelos tripulados al espacio.

La Unión Soviética tenía experiencia exitosa: en 1957 había puesto en órbita el primer satélite artificial de la historia, el Sputnik 1, y también había enviado al primer ser vivo al cosmos, la perra Laika.

De esta manera, se dictaron los decretos gubernamentales donde se ordenaba el primer vuelo espacial tripulado. El 7 de marzo de 1960 se estableció la creación del Cuerpo de Cosmonautas, un grupo de 20 pilotos que con los años sería conocido como el destacamento Gagarin.

Los candidatos comenzaron a llegar a Moscú. Durante seis meses estudiaron a fondo la nave espacial y cómo funcionan todos sus sistemas. Recibieron estudios teóricos, como medicina dinámica espacial, y entrenamiento físico en cámaras de calor y gravedad cero.

El 11 de octubre de 1960 se determinó que un grupo de seis pilotos trabajarían en un programa acelerado, que incluía un simulador de la nave espacial Vostok-1.

El 17 de enero de 1961 fue el primer día de exámenes. Después de dos jornadas de pruebas, el apellido Gagarin fue el primero en la lista de candidatos para el vuelo.

Casi dos meses después, el 9 de marzo, el mismo día que Gagarin cumplía 27 años, la Unión Soviética enviaba una nave espacial de prueba con el perro Chernushka y el muñeco Ivan Ivanovich. Se completó con éxito tras 115 minutos. Dos semanas más tarde, el 25 de marzo, otro vuelo de prueba se logró sin inconvenientes.

Para todos estaba claro: el primer lanzamiento del hombre al espacio era inminente.

Horas finales

Fue el 10 de abril cuando se decidió la fecha del vuelo inaugural (12 de abril de 1961), además de anunciarse oficialmente que sería pilotada por Gagarin; Titov sería su suplente. La nave espacial ya estaba acoplada al vehículo de lanzamiento y las operaciones finales estaban en marcha.

A las 3:30 a.m. del 12 de abril Gagarin y Titov se levantaban para tomar desayuno. Mientras, una voz avisaba: “¡Se anuncia una preparación de siete horas a todos los servicios! ¡Empiece a preparar el cohete y la nave espacial Vostok!”.

A las 9 horas se registraron por última vez los datos de salud de Gagarin. Todo marchaba sin problemas. “Allá vamos”, gritó un minuto más tarde mientras la nave espacial despegaba del centro espacial de Baikonur.

“La Tierra es azul. Es increíble”,  relató en el vuelo que se prolongaría por 108 minutos, marcando uno mayores hitos de la era espacial.

Recomendaciones del editor

Rodrigo Orellana
Ex escritor de Digital Trends en Español
Twitter, Facebook, Instagram, WhatsApp, Telegram, criptomonedas, metaverso, son algunos de los temas que aborda el periodista…
SETI simula una señal extraterrestre que llega desde Marte
seti simula senal extraterrestre marte encuentros cercanos del tercer tipo

SETI es el acrónimo de Search for Extra Terrestrial Intelligence (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre). Es un proyecto que tiene como objetivo detectar vida inteligente extraterrestre, utilizando principalmente radiotelescopios para buscar señales electromagnéticas que puedan indicar la presencia de civilizaciones avanzadas en el espacio. También se han propuesto otros métodos, como telescopios ópticos, láseres o sondas espaciales.

El Instituto SETI es una organización sin fines de lucro que lidera varios proyectos de investigación relacionados con el origen y la naturaleza de la vida en el universo. Hasta la fecha, no se ha encontrado ninguna evidencia concluyente de inteligencia extraterrestre, aunque se han registrado algunas señales misteriosas, como la famosa Señal Wow! en 1977.

Leer más
El Hubble va a la caza de esquivos agujeros negros medianos
hubble caza agujeros negros medianos

Hay algo extraño en los agujeros negros descubiertos hasta la fecha. Hemos encontrado muchos agujeros negros más pequeños, con masas inferiores a 100 veces la del sol, y muchos agujeros negros enormes, con masas millones o incluso miles de millones de veces la del sol. Pero apenas hemos encontrado agujeros negros en el rango de masa intermedio, posiblemente no lo suficiente como para confirmar que existen, y no está realmente claro por qué.

Ahora, los astrónomos están utilizando el Telescopio Espacial Hubble para buscar estos agujeros negros perdidos. Hubble ha encontrado previamente alguna evidencia de agujeros negros en este rango intermedio, y ahora se está utilizando para buscar ejemplos dentro de unos pocos miles de años luz de la Tierra.
Una imagen del Telescopio Espacial Hubble del cúmulo globular Messier 4. El cúmulo es una densa colección de varios cientos de miles de estrellas. Los astrónomos sospechan que un agujero negro de masa intermedia, con hasta 800 veces la masa de nuestro sol, está al acecho, invisible, en su núcleo. ESA/Hubble y NASA
Es difícil detectar estos agujeros negros intermedios porque el efecto que tienen en las estrellas que los rodean es más modesto que el de los enormes agujeros negros supermasivos que los astrónomos suelen observar. Hubble ha estado observando objetivos como Messier 4, un cúmulo globular que se cree que contiene un agujero negro con una masa de alrededor de 800 veces la del sol. El agujero negro no se puede observar directamente, pero su presencia se puede inferir observando sus efectos sutiles en las estrellas cercanas.

Leer más
Vea imágenes impresionantes que combinan datos de rayos X de James Webb y Chandra
nasa imagenes rayos x james webb chandra

Desde que comenzó las operaciones científicas el verano pasado, el Telescopio Espacial James Webb ha estado proporcionando una gran cantidad de hermosas imágenes del espacio. Ahora, la NASA ha compartido una nueva vista de algunas de esas imágenes, combinando datos infrarrojos de Webb con datos de rayos X del Observatorio de rayos X Chandra.

Las cuatro nuevas imágenes muestran una variedad de objetos cósmicos como galaxias y nebulosas, reuniendo observaciones de diferentes longitudes de onda para mostrar características que no serían visibles en una sola longitud de onda. Además de Webb y Chandra, las imágenes también incorporan datos del Telescopio Espacial Hubble, que opera en la longitud de onda de la luz visible, el retirado Telescopio Espacial Spitzer que miró en el infrarrojo, y el instrumento de rayos X XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea y el Telescopio de Nueva Tecnología del Observatorio Europeo Austral, que también opera en la longitud de onda visible.
En el sentido de las agujas del reloj desde arriba a la izquierda: NGC 346, NGC 1672, M16 (Nebulosa del Águila), M74. Crédito: Rayos X: Chandra: NASA/CXC/SAO, XMM: ESA/XMM-Newton; IR: JWST: NASA/ESA/CSA/STScI, Spitzer: NASA/JPL/CalTech; Óptica: Hubble: NASA/ESA/STScI, ESO; Procesamiento de imágenes: L. Frattare, J. Major, N. Wolk y K. Arcand
Las cuatro imágenes que se muestran arriba están disponibles en mayor resolución en el sitio web del Observatorio de rayos X Chandra. La imagen superior izquierda es un cúmulo estelar llamado NGC 346, ubicado en una galaxia satélite de la Vía Láctea llamada la Pequeña Nube de Magallanes. Los datos infrarrojos de Webb muestran las nubes de polvo y gas que se utilizan en la formación de estrellas y planetas. La neblina púrpura proviene de los datos de Chandra, que muestran las secuelas de una supernova cuando una estrella masiva llegó al final de su vida y explotó, enviando energía y luz. Algunas de las estrellas más jóvenes y brillantes también emiten rayos X, haciéndolas brillar en la vista de Chandra.

Leer más