Hallan primera galaxia con luminosidad UV similar a la de un cuásar

Un equipo científico internacional ha descubierto una galaxia llamada Boss-Euvlg1, con formación estelar y sin apenas polvo, cuya luminosidad ha sido comparada incluso con la de un cuásar, que es una fuente astronómica de energía electromagnética.

El descubrimiento ha sido posible gracias a los trabajos en conjunto del Gran Telescopio Canarias y el Observatorio ALMA y ha sido publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society Letters.

La galaxia descubierta posee un desplazamiento al rojo de 2.47. Esta es una medida de enrojecimiento de la luz que viene de la galaxia y nos indica su distancia y su edad (cuanto más lejos esté la galaxia, mayor será este valor).

La imagen muestra la galaxia descubierta por el observatorio ALMA.
Imagen: Instituto de Astrofísica de Canarias.

En el caso del Boss-Euvlg1, la cifra 2.47 nos indica que estamos observando la galaxia cuando el universo tenía unos dos billones (2,000 millones) de años, cerca del 20 por ciento de su edad actual.

Propiedades extremas y excepcionales

Este alto valor de desplazamiento al rojo y luminosidad hicieron que preliminarmente se clasificara como cuásar.

Sin embargo, a partir de las observaciones realizadas con ALMA, los investigadores han demostrado de que en realidad no es un cuásar, sino una galaxia con “propiedades extremas y excepcionales”.

El estudio también determinó que la alta luminosidad de Boss-Euvlg1 en el rango ultravioleta (UV) se debe a la gran cantidad de estrellas jóvenes y masivas de la galaxia.

“Boss-Euvlg1 parece estar dominada por un brote de formación estelar muy masivo y joven, sin apenas polvo y con un contenido de metales muy bajo”, explica en un comunicado Rui Marques Chaves, principal autor del estudio.

Otro de los hallazgos relevantes, es que el ritmo de formación de estrellas en esta galaxia es muy alto, cerca de 1,000 masas solares por año, unas 1,000 veces mayor que en la Vía Láctea.

“Esta tasa de formación de estrellas es comparable sólo a las galaxias infrarrojas más luminosas que se conocen, pero la ausencia de polvo en el Boss-Euvlg1 permite que su emisión ultravioleta y visible nos llegue sin apenas atenuación”, señala Ismael Pérez, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias.

De esta forma, los resultados del estudio dan a entender que Boss-Euvlg1 es un ejemplo de las fases iniciales de la formación de galaxias masivas.

Respecto a la evolución de la galaxia, los autores agregan: “La galaxia evolucionará hacia una fase más polvorienta, similar a la de las galaxias infrarrojas. Además, su gran luminosidad en el ultravioleta durará solamente unos 100 millones de años, un tiempo muy breve en la evolución de las galaxias”.

Según los investigadores, esta característica explicaría por qué no se han descubierto otras galaxias similares a Boss-Euvlg1.

Recomendaciones del editor