Skip to main content

Cómo elegir un telescopio: guía para primerizos en mirar el cielo

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

El amplio e infinito cielo puede ser una gran entretención para todas las noches, ya que las oportunidades de descubrir estrellas y constelaciones, ver cometas o el detalle de la Luna o si andas de suerte algún planeta como Marte o Júpiter, pueden ser un deleite.

Y para conseguir hacer estas observaciones, un artículo esencial es un telescopio.

Cada tipo de telescopio está diseñado para un tipo de uso concreto y es esencial elegir el tipo correcto para el resultado que quieres obtener. No hay telescopios más potentes o mejores en rigor, existen más luminosos, con más distancia focal, de mayor tamaño.

Componentes principales de un telescopio

  • Apertura: Generalmente un telescopio para aficionado tiene un lente con diámetro entre 76 – 150 mm permitiendo observar detalles y objetos en lo profundo del cielo como cúmulos, algunas galaxias y nebulosas. Están otros que su diámetro supera los 200 mm. Con ellos podemos apreciar detalles planetarios, lunares finos y una mayor cantidad de cúmulos, galaxias brillantes y nebulosas. Este factor es clave y determinará el grado de nitidez y luminosidad de las imágenes. Mientras más grade sea la apertura es mejor.
  • Ocular: Es un accesorio o dispositivo de tamaño pequeño que se coloca en el foco del telescopio, el cual permite ampliar las imágenes observadas.
  • Distancia focal: Es la distancia comprendida desde el lente o espejo principal hasta el punto donde se localiza el ocular.
  • Diámetro del objetivo: Diámetro del espejo o lente principal del equipo.
  • Filtro: Se encargan de eliminar la luz que no aporta detalles al objeto, mejorando la observación del mismo. Se posiciona delante del ocular. Los más comunes son el lunar, que ayuda a mejorar el contraste para observar nuestro satélite, el solar, que tiene la propiedad de absorber la luz del sol para no causar daño en la retina del ojo y los filtros de colores para observar los planetas.
  • Lente de Barlow: Es un lente colocado entre el telescopio y ocular para multiplicar el tamaño de la imagen de los objetos o astros que se observan.
  • Magnitud límite: En teoría es la magnitud máxima que se puede alcanzar con un telescopio específico.
  • Aumentos: Es la cantidad de veces que un aparato multiplica el tamaño aparente de un objeto observado. No podemos abusar de utilizar muchos aumentos, ya que, podemos tener imágenes de mala calidad. El aumento máximo recomendable para un telescopio se puede conocer multiplicando la apertura por 2. Por ejemplo, en un telescopio con apertura de 75 mm no deberíamos de utilizar más de 150x. Mayor de esto la imagen seria de espanto.
  • Trípode: Es una pieza metálica de tres patas. Funciona como base para dar soporte y estabilidad al telescopio. La montura es importante para minimizar las vibraciones y permitir los movimientos precisos para orientar el telescopio.
  • Portaocular: Es el orifico donde va colocado el ocular o los multiplicadores de las imágenes.
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Tipos de Telescopio

  • Telescopio Refractor o Galileano: Es un sistema óptico cerrado que trabaja con una serie de lentes. Es el más antiguo y por ende el telescopio más conocido. Se basa en la refracción emitida de luz que emite el objeto. Esta luz hace que los rayos paralelos converjan en un punto del plano, permitiendo ver los objetos con mayor tamaño y más brillo. Consta de un tubo estrecho y largo. Los telescopios refractores resultan ser más resistentes que otros tipos. Muestran las imágenes más luminosas y buen contraste. No necesitan ajustes ni mantenimiento. Sus principales desventajas es que no es bueno para ver objetos con poco brillo y muy lejanos. Igualmente presentan aberración cromática distorsionando los colores.
  • Telescopio Reflector: No utiliza lentes, en su lugar funciona con espejos para enfocar y transmitir la luz. También se les conoce como Newtonianos y constan de 2 espejos. Uno cóncavo ubicado en el extremo del tubo, llamado espejo primario y es el que se encarga de reflejar la luz y enviarla al secundario, y este a su vez al ocular. Su apertura es más grande. Son más económicos que el modelo anterior, soportan más aumentos, pero al tener el tubo abierto requieren mantenimiento para eliminar la acumulación de polvo de su interior. No se utiliza para observación terrestre.
  • Telescopio Catadióptrico: Es un modelo que usa tanto espejos como lentes. El objetivo es un espejo principal cóncavo situado al final del tubo. La luz pasa por el este a través de una lente correctora (que sostiene un segundo espejo) viajando hasta el final del tubo y reflejándose en el objetivo. Son ligeros y compactos, fáciles de transportar. Sirve para ver objetos lejanos y cercanos. Al tener el tubo sellado no requieren un mantenimiento mayor. Dan imágenes con buen contraste. Su mayor desventaja es el precio. Son mucho más costosos que los anteriores.

Tres telescopios básicos para iniciarse

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Telescopio con Filtro solar BRESSER Solarix 114/500:

  • Telescopio Newton + filtros para la observación solar
  • Apertura: 114 mm; longitud focal: 500 mm
  • Aumento: 20x-111x
  • Contenido de la entrega: telescopio, trípode, filtro solar, complementos
  • Montaje y manipulación sencilla y rápida
  • Apto para observaciones solares, terrestres y del firmamento
  • Filtro especial para la observación solar sin peligro
  • Amplia gama de accesorios para un arranque inmediato
  • Soporte para su móvil para realizar instantáneas con el mismo
  • Se entrega completamente montado – podrá empezar a usarlo sin usar ni una rosca
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Telescopio iniciación N 76/700 AZ-1:

  • Telescopio reflector compacto
  • De montaje rápido
  • Idóneo también para niños
  • Supera el potencial lumínica de un telescopio de 70mm en aproximadamente un 18%
  • Visor óptico, 5x24mm
  • Oculares SR 4mm, H 20mm, H 12,5 mm (1,25″)
  • Lente de Barlow, 2x (1,25″)
  • Lente de inversión (1,25″)
Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Telescopio AC 70/700 AZ-2:

  • Montaje fácil en pocos minutos
    Reúne un 36% de luz más un telescopio de 60mm
    Representación muy clara y rica en contrastes
    tubo telescópico de 1,25″ para todos los oculares estándar
  • Tubo AC 70/700 de Omegon con apertura de 70mm y distancia focal de 700mm
    Prismatico visor
    Oculares de 20mm y de 10mm
    2x lentes de Barlos (1,25)
    Espejo cenital de 90° (1,25″)

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
La cámara de energía oscura captura el magnífico glóbulo de la ‘Mano de Dios’
la mano de dios espacio

Esta estructura nublada y ominosa es CG 4, un glóbulo cometario apodado 'Mano de Dios'. CG 4 es uno de los muchos glóbulos cometarios presentes en la Vía Láctea, y la forma en que estos objetos adquieren su forma distintiva sigue siendo un tema de debate entre los astrónomos. Procesamiento de imágenes CTIO/NOIRLab/DOE/NSF/AURA: T.A. Rector (Universidad de Alaska Anchorage/NOIRLab de NSF), D. de Martin y M. Zamani (NOIRLab de NSF)
Una nueva e impresionante imagen de la Cámara de Energía Oscura (DECam) muestra las estructuras brillantes de la Nebulosa de la Goma iluminadas por las estrellas calientes y masivas tachonadas a lo largo de esta nube de polvo y gas. Situada a 1.300 años luz de distancia en la constelación de Puppis, esta imagen destaca una estructura de forma inusual en la nebulosa que parece una mano que se extiende hacia el espacio. Apodada "Mano de Dios", la estructura es un tipo de objeto llamado glóbulo cometario.

Un glóbulo cometario es una nube particularmente densa de polvo y gas con una forma inusual similar a la de un cometa. Tienden a tener una cabeza compacta, con una larga cola trasera, como los cometas de los que reciben su nombre. Pero mientras que los cometas están hechos de roca y hielo, y tienen colas debido a la sublimación del hielo a medida que el cometa se acerca a una estrella caliente, los glóbulos cometarios obtienen sus colas a través de un proceso diferente. También son mucho, mucho más grandes. En este caso, el glóbulo de la Mano de Dios tiene una cabeza enorme de 1,5 años luz de diámetro, y su cola mide ocho años luz de largo.

Leer más
Habitantes de la Tierra: se viene una tormenta geomagnética severa
tormenta geomagnetica severa geomagn  tica

El Centro de Predicción de Clima Espacial (SWPC) de la NOAA ha advertido este viernes en su cuenta en X de la probabilidad de que se produzca una "tormenta geomganética severa" que viene del Sol este fin de semana.

"Al menos siete eyecciones de masa coronal (CME) dirigidas a la Tierra están en tránsito" procedentes de una región de manchas solares en plena actividad, coincidiendo con el pico del ciclo solar.

Leer más
¿Qué pasaría si la Luna desapareciera?
La imagen muestra a la Luna vista desde la Tierra.

¿Qué pasaría si la Luna desapareciera? La pregunta puede parecer ociosa, pues nada apunta a que nuestro satélite vaya a desaparecer. Sin embargo, comprender qué efectos comenzarían a desatarse en nuestro planeta en un escenario de esta magnitud permite entender el papel trascendental que juega la Luna en nuestro planeta, y por qué las ideas de usarla para colocar publicidad son una absoluta estupidez.
Mareas completamente diferentes

La idea más común que se tiene al pensar en el catastrofista escenario de la desaparición lunar es que dejaríamos de tener mareas. Esto es falso, pues la Luna no es el único astro que produce las mareas, pues también lo hace el Sol, aunque con una fuerza menor.

Leer más