Skip to main content

¿Cómo se empaca la comida de los astronautas?

Hace días, el astronauta francés y actual comandante de la Estación Espacial Internacional (EEI) Thomas Pesquet, publicó un video en el que mostraba algunos alimentos que él y el resto de la tripulación consumen en órbita. La comida no luce tan apetitosa como la de la Tierra, pero según Pesquet es bastante decente.

El astronauta ha tenido la oportunidad de comer alimentos de primera calidad, a los cuales llama “comida de fiesta”. Sin embargo, esto no es el pan de cada día. Este tipo de platillos más sofisticados, que están enlatados, se reservan para los fines de semana, los cumpleaños o para cualquier instancia en la que se pueda reunir toda la tripulación, que incluye a los colegas rusos y americanos.

La cuisine dans l'ISS ! J’étais tellement heureux de recevoir mes plats préférés que j’en ai fait une vidéo, et j’en profite pour vous expliquer comment on se nourrit dans l’espace
😋 🥫 🍲
Food! I was so happy about the arrival of my food that I made a video about it. 🍫😋 pic.twitter.com/dBOL5eN5gX

— Thomas Pesquet (@Thom_astro) October 7, 2021

Comida deliciosa en el espacio, ¿es posible?

Pesquet llegó a la EEI en abril de este año, pero antes de embarcarse le pidió a Thierry Marx, un reconocido chef galardonado con estrellas Michelin, que le preparara un par de platos diseñados especialmente para la tripulación dentro de la estación.

Sin embargo, Marx no podía cocinar platillos como los que comemos en la Tierra, tenían que ser preparados específicamente para los astronautas en órbita. Para eso, en enero de este año trabajó con el investigador y profesor del Centre Français d’Innovation Culinaire (CFIC) Raphaël Haumont.

Mientras Haumont se concentró en la transformación de materias primas, Marx se enfocó en las recetas, el sabor y las sensaciones que podía proporcionar un plato a base de su conocimiento en cocina molecular.

El chef tenía claro que la salud de los astronautas es importante durante las misiones espaciales de larga duración, así que se mantuvo atento con las cantidades de sal, grasa y azúcar de los platos.

“Hay que ver a los astronautas como deportistas de alto nivel”, dijo Marx en una entrevista de abril de este año. “Thomas estará confinado allí durante seis meses y el aumento de peso no es una opción”, agregó.

Thierry Marx y Raphaël Haumont (enero de 2021). Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Como resultado, el menú incluyó tarta de patata y cebolla de Roscoff con trufas, carne de res cocida a fuego lento durante siete horas con salsa cèpe, tartaleta de almendras con peras caramelizadas y una receta experimental elaborada con tomates cherry liofilizados, como muestra Pesquet en el video.

Pero no es solo Marx quien ha tenido el placer de preparar comida deliciosa y saludable para los astronautas de la EEI. La NASA también tiene una asociación de largo plazo con otro chef de renombre: Alain Ducasse. De hecho, algunos de sus alimentos también aparecen en el video de Pesquet, como pollo desmenuzado, salmón escocés, zanahorias con comino y patatas, entre otros alimentos.

Para que los astronautas disfruten al máximo de la comida espacial, los chefs intentan agregar más sabor a los platos de lo que normalmente harían con los comensales terrestres. Esto se debe a que, en el espacio, el sentido del gusto se embota por las cavidades y los senos nasales bloqueados, ya que los fluidos corporales flotan más libremente en las condiciones de microgravedad.

¿Cómo se empaca la comida para el espacio?

Si te vas de viaje con tus amigos por varios días a un lugar alejado, donde no llegan los servicios a domicilio, lo más probable es que lleves mucha comida y lo necesario para consumirla. Y para evitar que se eche a perder, preferirías alimentos no perecederos.

La NASA dice que eso es lo que hacen los astronautas cuando van al espacio. El factor más importante al preparar la comida espacial es la preservación, y como claramente la tripulación no tiene la posibilidad de ir y volver a la Tierra rápidamente por comida, el alimento debe poder ser guardado por mucho tiempo.

Según el Museo Nacional del Aire y el Espacio del Instituto Smithsoniano, durante los primeros días de las misiones Apolo los métodos de conservación incluían el secado por congelación o liofilización. Este sigue siendo un método popular de conservación de alimentos para los astronautas de la EEI.

En el pasado, gran parte de la comida que consumían los astronautas era carne que venía en tubos y puré de verduras; quizá por eso algunos piensan que la comida espacial es insípida. Pero los métodos de conservación modernos son más avanzados.

Como muestra Pesquet en el video, además de consumir las verduras (como tomates y alcachofas) y la carne liofilizadas, comen alimentos irradiados, como pasteles de chocolate. Para ello, lo que hacen los astronautas es poner un paquete de alimentos irradiados en un horno especial o bien, rehidratarlos con agua fría o caliente.

La idea de una irradiación puede parecer aterradora, pero lo cierto es que, a diferencia de lo que se podría pensar, no hace que los alimentos sean radioactivos ni comprometen su calidad nutricional. Tampoco cambia el gusto, la textura o la apariencia de los alimentos de manera perceptible.

Ahora, mirando hacia el futuro, el suministro de alimentos podría complementarse con otro método alimenticio: cultivos espaciales. Eso es porque el año pasado, con el fin de preparar misiones de mayor duración (como viajes a la Luna o Marte), la NASA logró cultivar la primera cosecha de rábano en el espacio.

El 30 de noviembre de 2020, Kate Rubins, ingeniera de vuelo de la NASA, sacó 20 plantas de rábano que se cultivaron en el Hábitat de Plantas Avanzadas en la EEI. Luego, envolvió las plantas de rábano en papel de aluminio para almacenarlas en frío hasta que pudieran regresar a la Tierra en 2021.

De acuerdo con la NASA, los rábanos son el último cultivo de hortalizas que se cosecharon con éxito en el espacio. Anteriormente se cosecharon alimentos como lechuga verde, lechuga romana roja, lentejas, repollo chino y mostaza.

Recomendaciones del editor

Karina Tapia
Redes sociales (Facebook, Instagram, TikTok), videojuegos y las últimas tendencias del internet y la industria tecnológica…
La visión de Asimov de recolectar energía solar del espacio podría convertirse en realidad
isaac asimov energia solar espacio

Es una idea sacada directamente de la ciencia ficción: una estación espacial orbita alrededor de la Tierra, recolectando energía del sol y transmitiéndola a nuestro planeta. Isaac Asimov popularizó el concepto en su historia de 1941 La razón, y los futuristas han estado soñando con él desde entonces.

Pero esta noción es más que una fantasía ociosa: es un concepto muy práctico que persiguen las agencias espaciales de todo el mundo, y está casi al alcance de las tecnologías actuales. Incluso podría ser la solución a la crisis energética aquí en la Tierra.

Leer más
Casi 2 mil 600 kilos de baterías caerán desde el cielo
baterias entraran atmosfera estacion espacial internacional bater  a espacio

Un hecho inusual sucederá entre este viernes 8 de marzo y el sábado 9, ya que un residuo gigante de baterías que fue desechado de la Estación Espacial Internacional entrará en la atmósfera y caerá en la Tierra.

Son casi tres toneladas dando vuelta en el espacio, que constituyen casi 2 mil 600 kilos, que ingresarían de manera de desintegrarse en el planeta.

Leer más
Se está filtrando aire del módulo ruso de la Estación Espacial Internacional
25 años ISS

La Estación Espacial Internacional (ISS) está experimentando una fuga de un módulo ruso, pero la NASA asegura al público que no es una amenaza para la tripulación a bordo. Si bien no es habitual que una pequeña cantidad de aire se escape de la ISS con regularidad, esta fuga ha aumentado recientemente en volumen, por lo que se ha observado de cerca.

En una sesión informativa sobre el próximo lanzamiento de Crew-8 a la estación, ahora reprogramado para el sábado por la noche, Joel Montalbano, gerente del Programa de la Estación Espacial Internacional, habló sobre la filtración. Montalbano dijo que la fuga se había observado desde antes del lanzamiento de la nave rusa de reabastecimiento Progress en febrero, cuando tenía fugas a un ritmo de alrededor de 1 libra por día. Pero desde la llegada de la nave Progress, ha aumentado a alrededor de 2 libras por día.

Leer más