China habla por fin sobre su cohete fuera de control

El cohete chino que regresa a la Tierra sin control ha generado expectación a nivel mundial. Básicamente porque nadie sabe con certeza dónde caerán los restos del Long March 5B.

Tampoco se sabe en qué momento exacto se producirá su reingreso en la atmósfera terrestre, aunque se estima que podría ser durante este fin de semana, el sábado 8 de mayo.

El cohete fue lanzado el 29 de abril desde el Centro de Lanzamiento Espacial de Wenchang. Portaba el módulo central de la estación espacial china.

Sin embargo, en algún punto de la misión, China perdió contacto con el objeto y ahora el cohete de 21 toneladas y 50 metros de alto regresa sin control a la Tierra.

“No vale la pena entrar en pánico”

Hasta el momento, el gigante asiático había permanecido en silencio ante esta amenaza, sin embargo, en conversación con Reuters este viernes, un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores habló sobre la caída del Long March 5B.

“La probabilidad de que este proceso [de reentrada descontrolada a la Tierra] cause daños en la superficie es extremadamente baja”, mencionó Wang Wenbin a la agencia de noticias.

Una postura similar han adoptado medios cercanos al Gobierno chino, como el Global Times de China, que además de afirmar que los restos del cohete caerán en aguas internacionales, dijo: “No vale la pena entrar en pánico”.

El medio de comunicación cita a Wang Yanan, editor de la revista Aerospace Knowledge, que asegura que “la mayoría de los escombros se quemarán durante el reingreso… dejando solo una porción muy pequeña que puede caer al suelo. Potencialmente aterrizará en áreas alejadas de las actividades humanas o en el océano”.

Recomendaciones del editor