Skip to main content

La NASA contempla dos fechas para el tercer intento del cohete lunar Artemis

Después de dos intentos fallidos de lanzar su cohete de próxima generación hacia la luna, la NASA dice que ahora está considerando un par de fechas a finales de este mes para un tercer intento de despegar.

Las ventanas de lanzamiento para la muy esperada misión Artemis I se abrirán el 23 y 27 de septiembre, dijeron expertos de la NASA el jueves, aunque todavía hay una serie de problemas que podrían dejar a la agencia espacial buscando un lanzamiento en octubre.

Se suponía que el nuevo cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial de la NASA se embarcaría en su vuelo inaugural el 29 de agosto, pero un problema con uno de los motores llevó a los ingenieros a detener el reloj de cuenta regresiva a 40 minutos del lanzamiento. Un segundo intento de lanzamiento el 3 de septiembre también fue cancelado debido a una fuga de combustible de hidrógeno.

La NASA tiene como objetivo solucionar el problema de la fuga de combustible con el cohete que aún está en la plataforma de lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy en Florida. El plan actual es verificar el éxito de la solución alimentando el cohete el 17 de septiembre. Se necesitan cuatro días entre la verificación y el lanzamiento, por lo que si la fecha de abastecimiento de combustible se desliza, y un funcionario de la NASA dijo que podría, entonces los ingenieros aún tienen un par de días para realizar el procedimiento a tiempo para un despegue el 23 de septiembre.

Lanzamiento de Misión Artemis I se retrasa: te contamos qué ha pasado.

Sin embargo, hay otro problema que podría dejar a la NASA teniendo que transportar el cohete de regreso al cercano Edificio de Ensamblaje de Vehículos, lo que obligaría a un retraso más largo. Se trata de las baterías para el sistema de terminación de vuelo (FTS) del cohete, que está diseñado para destruir el cohete en el aire si se desvía de su curso en el lanzamiento.

Las reglas actuales estipuladas por Space Launch Delta 45, una unidad de la Fuerza Espacial que supervisa los lanzamientos de cohetes de Florida para garantizar la seguridad de las personas en tierra y en el mar, significan que las baterías FTS deben cargarse y el sistema debe verificarse por completo, un proceso que generalmente se lleva a cabo dentro del Edificio de Ensamblaje de Vehículos y que le otorgaría a la NASA un permiso de lanzamiento de 20 días.

La agencia espacial espera que se extienda el permiso actual para evitar tener que devolver el cohete al Edificio de Ensamblaje de Vehículos. Si la NASA termina teniendo que retirar el cohete de la plataforma de lanzamiento, tendrá que limpiar las dos fechas de septiembre y mirar en su lugar a octubre. Se espera que el lanzamiento espacial Delta 45 anuncie su decisión pronto.

Cuando finalmente tenga lugar, el nuevo cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) de la NASA impulsará una nave espacial Orion no tripulada hacia la luna, donde realizará un sobrevuelo antes de regresar a la Tierra unas seis semanas después. Una misión exitosa allanará el camino para viajes tripulados, incluido el primer aterrizaje lunar de astronautas en cinco décadas.

Además, la agencia espacial dijo que las dos fechas de septiembre fueron elegidas para evitar cualquier conflicto con su misión DART, que enviará una nave espacial a estrellarse contra un asteroide el 26 de septiembre. La misión probará si una nave espacial puede cambiar la trayectoria de un gran asteroide que se dirige hacia la Tierra, aunque tenga la seguridad de que la roca espacial objetivo que está involucrada en la misión de DART no representa una amenaza para nuestro planeta.

Recomendaciones del editor