Nvidia planta cara a Intel con su nuevo procesador Grace

Nvidia anunció el lanzamiento del microprocesador para servidores Grace, basado en la arquitectura Arm y creado específicamente para aplicaciones de gran escala e inteligencia artificial. 

Nvidia anuncia el lanzamiento del procesador Grace para centros de datos

Su anuncio marca un desafío directo para Intel, el mayor fabricante mundial de procesadores para centros de datos y cada vez más amenazado por los chips de Arm, dominantes en la industria de teléfonos inteligentes, pero que en los últimos años se han abierto camino en los centros de datos.

El anuncio fue dado durante la conferencia GTC 2021, en la que Jensen Huang, consejero delegado de Nvidia, señaló que Grace —nombrado en honor a la pionera de la programación Grace Hopper— “es la primera CPU del mundo diseñada para la computación a escala de terabytes”.

Nvidia dice que Grace está diseñado para tareas de alto rendimiento como entrenar algoritmos de inteligencia artificial.

Huang aseguró que Grace ofrecerá un rendimiento 10 veces superior al de los sistemas actuales basados en la arquitectura X86, fabricados por Intel y AMD para su uso en servidores.

Nvidia destacó que Grace permitirá alcanzar una conexión de hasta 900 GB por segundo entre las tarjetas gráficas y el procesador, y de 600 GB por segundo del procesador a la tarjeta gráfica mediante la tecnología de conexión NVLink. Sin ser explícito en su presentación, el mensaje de Nvidia es que sus tarjetas gráficas lograrán un mejor rendimiento al usar Grace.

Hung señaló que Grace estará en el mercado en 2023 y marcará una nueva competencia para Intel, el mayor fabricante mundial de procesadores para centros de datos. 

En este segmento en el que también participa AMD, las tarjetas gráficas de Nvidia han sido tradicionalmente usadas como “aceleradores” de potencia para los centros de datos.

Morpheus, Omniverse y TAO, las otras cartas de Nvidia

Pese a que Grace fue el gran anuncio de la conferencia GTC 2021, Nvidia también dio espacio a nuevos anuncios, entre ellos la plataforma de inteligencia artificial para ciberseguridad Morpheus y dos herramientas de trabajo colaborativo para diseño y proyectos basados en inteligencia artificial.

Morpheus, el primero de los anuncios que acompañó la desvelación de Grace, es en esencia una tecnología que habilita los nodos computacionales de una red para actuar en tareas de ciberseguridad. Nvidia la define como una plataforma “nativa de la nube” capaz de detectar de forma automatizada riesgos de ciberseguridad como intentos de pshishing, infecciones con malware o la filtración de datos sensibles.

En otro terreno se encuentra Nvidia Omniverse Enterprise, una plataforma de trabajo colaborativo que permite a diseñadores y productores ubicados en distintos sitios trabajar en tiempo real en un espacio virtual. Nvidia presume que la plataforma ha sido utilizada por cerca de dos años en fase beta por compañías como BMW.

El último de los anuncios hechos por Nvidia es TAO, una plataforma que facilita el desarrollo de proyectos basados en machine learning. “La inteligencia artificial (IA) es la tecnología más poderosa de nuestro tiempo, pero muchas compañías carecen de las habilidades o los datos requeridos para entrar modelos de IA, TAO lo hace posible”, destacó un ejecutivo de Nvidia durante su presentación.

Recomendaciones del editor