Un Prius “vestido” con paneles solares aumenta su rango en 27 millas

Toyota continúa alimentando la idea de vehículos que funcionan con energía solar. El fabricante japonés anunció recientemente el inicio de las pruebas del sistema más avanzado que se haya desarrollado.

Hasta ahora, el desafío fue crear células solares capaces de ofrecer una cantidad relevante de energía. Después de asociarse con Sharp, la casa automotriz dice haber creado paneles de alta eficiencia, que instalará en la versión híbrida de su Prius.

Con las pruebas en carretera programadas para finales de este mes, los ingenieros evaluarán la efectividad de las mejoras en el rango para el modo en velocidad de crucero, así como la eficiencia del combustible que ofrece la nueva y avanzada tecnología solar.

Toyota incluyó células solares en la edición híbrida enchufable de su Prius 2016 comercializada en Japón, pero la tecnología de hoy parece ser bastante más sofisticada. Por ejemplo, puede cargar el vehículo mientras se conduce, mientras que antes era preciso tenerlo detenido.

Tal como se aprecia en la galería de imágenes, para captar la mayor cantidad de luz solar, la firma instaló los paneles en muchas de las superficies del automóvil, incluido el techo, el capó y el parabrisas trasero, que es parte de la puerta del portamaletas.

La implementación de este panel ampliado fue posible gracias a las nuevas celdas más delgadas. Con solo 0.03 mm, su diseño hace factible ubicar los paneles sobre curvas y otros lugares estrechos de la carrocería, maximizando sus capacidades de rendimiento.

También hay avances en la capacidad de la tecnología para convertir la energía solar, que pasó de 22.5% a 34%. Toyota dijo que al aumentar la eficiencia y aumentar la cantidad de espacio que ocupan las células, ha podido mejorar en casi cinco veces la capacidad de generación.

En una situación ideal, como la del carro estacionado al sol todo un día, las nuevas células podrían brindarle energía para un alcance adicional de 27 millas (casi 44 kilómetros), aproximadamente siete veces más que antes.

Si bien este último esfuerzo es un nítido progreso, las limitaciones de la tecnología persisten, por lo que la solar seguirá siendo considerada como parte del “combustible” de un automóvil en lugar de su única fuente de energía.

Entre otros fabricantes, Hyundai también ha manifestado sus intenciones por explorar el uso de paneles, mientras que la holandesa Lightyear anunció el lanzamiento de un carro parcialmente alimentado por células en 2021.

Independiente del éxito que tenga esta última aventura, el equipo de ingeniería detrás del vehículo ha dado muestras de fortaleza. Compitiendo como la escudería Solar Team Eindhoven se adjudicó en tres ocasiones el World Solar Challenge, la última de ellas en 2017.

Recomendaciones del editor