Tesla podrá seguir talando árboles en Alemania

Una gran polémica ambiental y económica se ha provocado en Alemania, luego de que hace algunos días un grupo ambientalista presentara un recurso para detener la fabricación de Tesla de su Gigafactory en la zona de Grünheide, ya que para la construcción de la fábrica, la compañía estaba arrasando con un bosque de pinos.

Sin embargo, este 21 de febrero el máximo tribunal administrativo en la región de Berlín-Brandeburgo decidió dar luz verde nuevamente a la empresa de autos eléctricos de Elon Musk para seguir talando bosque para la instalación de su Gigafactory.

De esta forma, Tesla podrá intervenir las 92 hectáreas de pinos en el sitio en Grünheide, 38 kilómetros al este de Berlín. Aunque todavía no tiene los permisos de planificación de la fábrica aprobados.

La compañía de Elon Musk quiere construir 150,000 autos eléctricos al año desde mediados de 2021, con planes de aumentar ese número a medio millón anualmente, para lo que la construcción de este tercer Gigafactory en el mundo les vendría muy bien.

Holger Lösch, un alto funcionario de la Federación de Industrias Alemanas, valoró el positivo impacto económico que esto tendrá y sostuvo que, “es una señal importante para Alemania como un sitio para la inversión”.

Tesla tala de árboles en Alemania

Sin embargo, en el país europeo la mirada sobre la instalación de esta planta de producción de Tesla tiene a la gente dividida, entre los que consideran que esto generará un serio daño ambiental a la zona de Grünheide y los que creen que es importante para mejorar la situación económica de la zona.

“Botar la mitad del bosque cuando muchos aspectos de este proceso aún no se han aclarado parece bastante problemático, por lo que le hemos pedido a la corte que se encargue de eso”, dijo Heinz-Herwig Mascher, de la Liga Verde de Alemania. “No es que tengamos algo como tal contra Tesla como empresa o sus objetivos. Pero nos preocupa que el trato preferencial que se les está dando pueda tener prioridad”.

El ministro de economía germano, Peter Altmaier, tiene otra visión.

“Esta fábrica de automóviles eléctricos es de gran importancia, y no solo para garantizar una mayor protección del clima. También es uno de los desarrollos industriales más importantes en el este de Alemania que ha sucedido en mucho tiempo”.

Recomendaciones del editor