Revisión de la casi perfecta Ram versión 1500 modelo 2019

Por tecnología y confort, la Ram 1500 es la mejor pickup para trabajo liviano

Recomendamos la Ram 1500 2019 por ser una pickup ligera.

Lo bueno

    Cabina silenciosa
    Suave conducción
    Buena calidad en el interior
    Engranaje potente y suave
    Buena cantidad de tecnología

Lo malo

    Parte del diseño no encaja con el resto
    Con las adiciones, puede volverse costosa

Puntaje

9/10

En cualquier parte del mundo, podría parecer una sorpresa que los tres vehículos con mayor salida sean camionetas de tamaño completo. Sin embargo, en Estados Unidos han liderado las ventas durante décadas.

La brecha en las unidades vendidas se mantuvo inalterada en 2018, con la soberana por 30 años, la Ford F-150, superando por más de dos veces a la RAV4 de Toyota, vehículo de mayor volumen para pasajeros.

La versatilidad es la razón por la que este tipo de vehículos derrotan a las SUV y los sedanes: perfectamente pueden ser un vehículo familiar, de trabajo, para viajes o cualquier otra alternativa intermedia. En cambio, un sedán o un crossover siempre estará limitado por su tamaño, configuración y durabilidad.

Además, los vehículos de pasajeros pueden mejorar su utilidad sólo de forma modesta, mientras que las camionetas han demostrado su adaptabilidad al confort y al lujo. Y en esto, ninguno lo ha hecho mejor que la Ram 1500.

Con la introducción de la cuarta generación en 2009, FCA apostó a que la calidad y tecnología interior fueran tan importantes como el rendimiento. Después de numerosas actualizaciones, estos esfuerzos comenzaron a producir resultados, cuando tendió a equiparar en volumen a la Chevrolet Silverado 1500. Con la introducción de una quinta generación, ahora va por Ford.

Miles Branman/Digital Trends

La Ram 1500 2019 continúa su campaña de comodidad con una calidad de marcha optimizada, mejores materiales en el interior y una tecnología de clase exclusiva.

Con un sistema híbrido suave para sus trenes motrices V6 y V8, ofrece una decisiva eficiencia. Nuestras pruebas fueron de los modelos HEMI V8 estándar ($37,985 dólares) y eTorque ($39,435 dólares).

Sobriedad exterior

La Ram 1500 (que aún se vende a través del modelo de 2019) es un vehículo atractivo, con líneas limpias y una postura poderosa. Si bien se trata de un rediseño completo, la nueva generación afortunadamente no interrumpe el atractivo de la antigua versión. Los paneles suavemente esculpidos, señales luminosas más nítidas y una rejilla más angosta y ancha la suavizan y modernizan.

Estos ajustes de estilo significan que incluso sus versiones de gama baja resultan menos utilitarias que antes, y que los recortes de lujo se vean totalmente elegantes. Una amplia gama de opciones de ruedas, colores y paquetes de molduras exteriores cambian sustancialmente su aspecto. Los reacios al cromo brillante querrán los kits deportivos o de apariencia ennegrecida, que combinan con el panel y la pintura corporal.

La identificación es modesta para las camionetas de tamaño completo: “RAM” escrito en la parrilla, placas de HEMI de 5.7 litros a cada lado del capó y un icono 3D de Ram en la puerta trasera. Incluso los modelos equipados con el sistema eTorque carecen de credenciales auxiliares, un cambio que resulta bienvenido.

Interior moderno

Aparte del sentido familiar de la cabina, nada del diseño interior de la Ram se puede comparar con las camionetas de hace una década. Un tablero esculpido, pantallas grandes, materiales texturizados y suaves al tacto, y asientos atractivos dan la bienvenida a los pasajeros a la era moderna. Además, los diseños de botones y las soluciones de almacenamiento interior son intuitivos y de fácil acceso.

Ram no ha descuidado los detalles: una consola central  reconfigurable, altamente versátil, la administración de cables de teléfonos inteligentes y portavasos moldeados en las puertas. La visibilidad exterior desde todas las ventanas es excelente. Los asientos delanteros y traseros, disponibles en tela o piel de alta gama, son cómodos y de gran apoyo.

Nuestra única advertencia es para quienes planean recibir adultos de altura estándar de manera frecuente: los modelos de cabina cuádruple no dejan mucho espacio para las piernas para los pasajeros traseros.

Miles Branman/Digital Trends

Ram nos permitió probar las características estándar y de alto nivel de las versiones Big Horn y Laramie Longhorn. Y, no es que queramos arruinar la sorpresa, pero la Ram de gama media es más rica en tecnología incluso que la versión más premium de cualquiera sus rivales.

Los modelos Tradesman y Big Horn con especificaciones de entrada vendrán equipados con una pequeña pantalla TFT y un sistema de información y entretenimiento UConnect de 5.0 pulgadas, pero el grupo de equipo más básico actualiza la pantalla central a una unidad de 8.4 pulgadas con Apple CarPlay, Android Auto y la última versión del sistema de Chrysler.

Los sistemas de asistencia al conductor disponibles están limitados por el ajuste, pero en el modo correcto.

Desde allí, puede aumentar el tamaño del monitor TFT a una unidad de siete pulgadas, agregar un control de climatizador automático de doble zona, dos tomas de corriente de 115 voltios, un inversor de 400 watts, asientos delanteros con calefacción, un volante con calefacción y dos puertos USB/USB-C . Los ajustes golpean el monitor central con una enorme pantalla táctil de 12 pulgadas, que está muy bien integrada dentro del tablero (a diferencia de algunas pantallas tipo tableta).

UConnect 4 es absolutamente brillante, con gráficos nítidos, respuesta de entrada rápida y menús inteligentes. Cuando se controla a través del monitor de 12 pulgadas, el sistema puede dividir el mapeo y el control del clima e infoentretenimiento en la mitad superior e inferior de la pantalla. A pesar de la densidad, la actualización y respuesta sigue siendo muy rápida.

revision camioneta ram 1500 2019 review 3 2 1200x9999
Miles Branman/Digital Trends

Los sistemas de asistencia al conductor disponibles están limitados por el ajuste, pero en el modo correcto, la Ram 1500 está disponible con sistema de crucero adaptativo, advertencia de cambio de carril con asistencia de mantenimiento, alertas de tráfico cruzado trasero, una cámara de 360 grados, advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia y control de punto ciego.

Suave y eficiente

En la actualidad, Ram ofrece dos opciones de motor: un V6 de 3.6 litros con asistencia híbrida suave eTorque o el Hemi V8 de 5.7 litros, con o sin eTorque. En el camino, un motor turbodiésel entrará en la gama para competir con la F-150 diésel.

El sistema eTorque de Ram es el producto de una batería de iones de litio de 48 voltios, 0.4 kWh y un convertidor DC-DC, que carga y opera el sistema eléctrico de 12 voltios. La unidad accionada por correa se utiliza tanto para hacer funcionar el sistema automático de arranque/parada como para reponer la batería durante el frenado.

Rendimiento

A pesar de una operación similar, el sistema eTorque varía ligeramente entre los propulsores V6 y V8. Los primeros ofrecen una potencia nominal de 305 caballos de fuerza y 295 ft/lb de torsión (500 Nm), mientras que los segundos bombean 395 hp y 410 ft/lb de torque (556 Nm).

La EPA clasifica el motor V6 eTorque con un rendimiento de 20 millas por galón en ciudad (8.5 km/lt), 25 mpg en carretera (10.6 km/lt) y 22 mpg en uso mixto (9.3 km/lt). La adición de tracción en las cuatro ruedas reduce esos números en un mpg (0.4. km/lt). En el extremo inferior, el Hemi de 5.7 litros (sin eTorque) rinde 15 mpg en uso urbano (6.3 km/lt), 21 mpg en autopista (8.9 km/lt) y 17 mpg en uso combinado (7.2 km/lt).

Esperábamos una transición abrupta entre el frenado regenerativo y el de fricción para el modelo eTorque, pero incluso eso fue silenciado.

Dividiendo la diferencia, los modelos eTorque Hemi promedian 19 mpg (8 km/lt) en tránsito mixto, producto de 17 mpg en ciudad (7.2 km/lt) y 23 mpg en carretera (9.7 km/lt).

Esperábamos una transición abrupta entre el frenado regenerativo y el de fricción para el modelo eTorque, pero incluso eso fue silenciado. La transmisión automática de ocho velocidades de la Ram impresiona con suaves cambios hacia arriba y rápidos cambios cuando se necesita más potencia.

Uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan los fabricantes de camionetas de tamaño completo es ofrecerl una calidad de conducción similar a la de un automóvil. El armado de las carrocerías independientes es intrínsecamente más duro que el de las monocasco, aunque Ram ha encontrado una solución alternativa. La suspensión trasera del resorte helicoidal y la cancelación activa del ruido limitan la dureza de la marcha y el ruido no deseado en cabina.

El resultado es una dinámica de conducción suave y un interior sorprendentemente silencioso, a la par en confort con los sedanes de grado superior.

Recomendaciones del editor