Prueba superada: el eléctrico de Porsche rodó un día completo

Porsche parece obsesionado con demostrar que su primer modelo eléctrico es más capaz que cualquiera. Después de someter un prototipo del Taycan a 26 aceleraciones extremas consecutivas, el fabricante aterrizó en una pista de pruebas en Nardo, Italia, para una particular carrera de resistencia.

El experimento duró 24 horas, tiempo durante el cual el vehículo fue conducido a través de 2,128.1 millas (3,424.8 kilómetros), una distancia que se acerca a la de un viaje de costa a costa a través de Estados Unidos.

Durante toda la prueba, el carro mantuvo velocidades máximas en un rango de entre 121 y 133 millas (195 y 214 kilómetros) por hora, según Porsche. El constructor afirmó que el automóvil solo se detuvo para recargarse utilizando una estación de 800 voltios similar a la que los propietarios verán cuando el carro salga a la venta. Las paradas sirvieron también para intercambiar conductores, uno a la vez de un total de seis que conformaron el equipo.

La filial del Grupo Volkswagen evitó revelar cuánto tiempo tardó la recarga completa y cuántas veces el automóvil tuvo que detenerse para hacerlo. Por ahora, todo lo que ha confesado es que el Taycan es capaz de obtener la energía suficiente para 60 millas estando cuatro minutos conectado.

Basándose en las velocidades promedio entregadas por Porsche, Autoblog calculó que el Taycan habría cubierto entre 2,904 y 3,192 millas (4,674 y 5,137 kilómetros) de no haberse detenido. Lo interesante es que la diferencia entre esas cifras y la distancia cubierta nos da luces de cuánto tiempo se tardó en cargar.

Basándose en la estimación más conservadora de la distancia recorrida, la publicación calculó que el eléctrico empleó poco menos de 6.5 horas para repostar. El sitio enfatizó que la cifra es solo una aproximación, señalando que un automóvil a gasolina habría tenido que detenerse tantas o más veces, asumiendo el gran consumo que demandan tan altas velocidades.

Además de la carga rápida, Porsche dijo que el sistema de gestión térmica del Taycan fue clave en la prueba de resistencia. La batería debe mantenerse a una temperatura óptima para que funcione correctamente, pero la conducción a alta velocidad aumenta la temperatura. La refrigeración es crucial no solo para garantizar que el automóvil pueda desarrollar la potencia máxima, sino también para permitir que se recargue a la velocidad máxima. El sistema de gestión térmica funciona en ambos sentidos: también puede calentar la batería en condiciones de frío, recalcó la compañía.

El rendimiento parece ser una prioridad para Porsche. La marca sometió recientemente a un prototipo de su primer eléctrico a una exigente prueba de 26 aceleraciones consecutivas, pasando de cero a 124 mph (200 km/h) y luego deteniéndose por completo. El tiempo promedio que tomó el ejercicio fue menor a 10 segundos, con una diferencia de solo 0.8 segundos entre el crono más rápido y el más lento. El fabricante de automóviles ha dicho que el Taycan hará de cero a 62 mph (100 km/h) en menos de 3.5 segundos y alcanzará una máxima superior a las 155 mph (249 km/h).

El vehículo se presentará al público este 4 de septiembre en el Salón del Automóvil de Fráncfort. Será el primer carro de producción eléctrico de la compañía, pero no el último, pues planea una versión específica de su muy exitoso SUV compacto Macan.

Recomendaciones del editor