Sobre el Apple Car: todo lo que sabemos de este proyecto

¿La compra de Drive A.I. significa que el Apple Car está más cerca ?

¿Apple Car? ¿iCar? ¿Proyecto Titán? Llámalo como quieras: la principal pregunta sobre el interés de Apple en los automóviles ha pasado del “¿lo harán, o no?”, a “¿qué es lo que van a hacer?” Los detalles oficiales son escasos y, a menudo, engañosos, pero parece que Apple ha intentado meterse en la industria automotriz, saltando a ella de cabeza. A continuación, encontrarás todo lo que sabemos (y necesitas saber) sobre el Apple Car.

Apple Car

APPLE COMPRA DRIVE A.I.

¿Veremos el Apple Car pronto? La verdad es que poco o nada se sabe al respecto, pero lo que sí es verdad es que Apple está apostando fuerte por la evolución de los vehículos autónomos  tras la compra de una startup llamada Drive A.I. que se especializa en el desarrollo de la tecnología necesaria para impulsar la auto-conducción. La adquisición representa el último giro en el camino del gigante tecnológico hacia el lanzamiento de esta tecnología autónoma.

La adquisición se ha producido después de que Drive A.I. notificara a los reguladores de California que planeaba cerrar a finales de junio de 2019 y despedir a unos 90 empleados.

¿PODRÍA ESTE AUTOMÓVIL CATAPULTAR A LA COMPAÑÍA HASTA LOS $2 TRILLONES de dólares?

A Apple le tomó 42 años alcanzar una valuación de $1 billón de dólares ($1,000 millones de dólares) desde su fundación en 1976, convirtiéndose en la primera compañía de los EE.UU. en alcanzar tal nivel. El respetado analista de TF International Securities, Ming-Chi Kuo, predice que Apple Car será una de las tres fuerzas del mercado, y que llevarán a la compañía a su segundo billón de dólares de valuación, según MacRumors.

Kuo listó el Apple Car, los lentes de realidad aumentada y el negocio de servicios de la compañía en su conjunto. Al posicionar el Apple Car en el mismo nivel que el iPhone en cuanto a “próximo producto estrella” de Apple, Kuo espera que el vehículo se lance entre 2023 y 2025.

Al afirmar que “Apple puede hacer una mejor integración que sus competidores en hardware, software y servicios en el sector automotriz”, Kuo cree que es probable que el mercado satisfaga una demanda de reemplazo masiva de automóviles, todo con suites de tecnología completa.

Dada la naturaleza intermitente del Apple Car y del proyecto autónomo de Titan, además de la certeza —culturalmente arraigada en la compañía— sobre futuros anuncios de productos, no podemos afirmar con certeza si un Apple Car alguna vez rodará. Pero una renovada mirada al liderazgo del proyecto y a las recientes contrataciones del equipo, junto con las predicciones de Kuo, muestran un cambio (y avance) en la historia de este “eventual” nuevo vehículo de la marca Apple.

¿QUIÉN ESTÁ EN EL EQUIPO DE APPLE ESTOS DÍAS?

Cuando Apple Car comenzó, el iEmpire tenía unos 200 empleados centrados en el Proyecto Titán. Según Mac Rumors, el objetivo es contar con más de 1,000 empleados trabajando en el proyecto. Muchos empleados han trabajado para grandes nombres en la industria automotriz, como Tesla, Ford y GM. El último contratista de alto perfil es la ingeniera senior de Waymo, Jaime Waydo. Teniendo en cuenta que Waymo actualmente está liderando el campo en lo que respecta a la tecnología de conducción autónoma, su fichaje para el Proyecto Titán podría ser de gran ayuda para Apple.

“Le deseamos lo mejor a Jaime en su próximo proyecto”, dijo Waymo en un comunicado.

Waydo tiene una amplia trayectoria: antes de unirse a Waymo, trabajó para el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL). Mientras estuvo en Waymo, dirigió la ingeniería de sistemas y ayudó a determinar la seguridad de la conducción autónoma en Arizona.

Apple también sumó un buen número de personas de A123 Systems, una compañía que produce baterías para vehículos eléctricos. El equipo incluye ingenieros de Ford y General Motors, así como expertos en baterías de Samsung. Xianqiao Tong, responsable de la creación de la asistencia de controladores para NVIDIA, también es ahora empleado de Apple, así como Lech Szumilas, un científico investigador de Delphi y especialista en vehículos autónomos.

Más recientemente, Apple contrató a Dan Dodge, quién alguna vez dirigió la división de software automotriz de BlackBerry. La compañía de la manzana se ha traído a sus filas a, al menos, 24 ex empleados de BlackBerry QNX.

¿ESTÁ APPLE REALMENTE FABRICANDO UN AUTO?

No tan rápido. A pesar de las fotos de autos de Apple y de los rumores, no creemos que Apple esté desarrollando un auto desde cero. En cambio, Apple es una de las muchas compañías de tecnología que quiere crear la tecnología autónoma que moverá a los vehículos del futuro. Una aplicación de patente tardía de 2017 titulada “Sistema de navegación autónomo” está destinada a reducir la cantidad de potencia de cálculo necesaria para operar una máquina que se maneja por sí misma. Y los comentarios de la parte superior de la empresa también apuntan a Apple como “proveedor” de tecnología, en lugar de “fabricante” de automóviles.

“Nos estamos enfocando en sistemas autónomos”, dijo en junio a Bloomberg el CEO de la compañía, Tim Cook. “Es una tecnología central que consideramos muy importante”. Agregó que los esfuerzos de investigación de la compañía son “probablemente uno de los proyectos de inteligencia artificial más difíciles de lograr”.

Con ese fin, el gigante de Cupertino recibió un permiso para probar autos sin conductor del Departamento de Vehículos Motorizados de California en abril de 2017. Poco después, un Lexus RX450h blanco —equipado con suficientes sensores, cámaras y radares como para mover a un submarino nuclear— fue descubierto saliendo de una instalación de Apple. ¿Coincidencia? Apostamos que no. Y, más recientemente, Apple amplió su flota de prueba a 27 vehículos. Claramente, algo se está cocinando allí

La inteligencia artificial será fundamental para los automóviles del mañana, y no es de extrañar que Apple quiera involucrarse en esto. A principios de diciembre, Ruslan Salakhutdinov (director de A.I. de Apple) habló en un evento centrado en la IA en Long Beach, California. Uno de los temas que abordó fue un estudio recientemente publicado que documenta los avances de Apple en el uso de lidars (escáneres 3D) para ayudar a los automóviles a identificar peatones y ciclistas.

ENTONCES, ¿NUNCA VEREMOS UN AUTO DE LA MARCA APPLE?

A ver: ya deberías haber aprendido eso de “nunca digas nunca…”. Después de todo, hay un montón de nuevas empresas trabajando en la tecnología autónoma, además de un grupo creciente de empresas que sueñan con convertirse en la próximo Ford. Tesla, Faraday Future, Lucid Motors, y Karma (además de esa misteriosa compañía llamada Edison Destiny) y gigantes tecnológicos como Uber y Waymo están trabajando en esto. ¿Por qué no podría una empresa consolidada como Apple meterse también en este baile?

Por ahora, Apple está trabajando en vehículos “de algún tipo”. En agosto, la compañía reveló que construiría lanzaderas sin conductor para rodar entre Apple Park, el vasto campus que la compañía inauguró recientemente, y 1 Infinite Loop, la antigua sede central de Apple, situada a aproximadamente una milla de la carretera.

Las lanzaderas autónomas son cada vez más comunes, y ofrecen una idea de cómo se verían los automóviles del futuro (y cómo se conducirán). Empresas como Oxbotica y EasyMile prueban servicios similares en Londres y París, respectivamente. Las Vegas lanzó recientemente un servicio de este tipo llamado Navya…y estábamos justamente a bordo cuando se estrelló.

¿SON LOS VEHÍCULOS AUTÓNOMOS LEGALES?

Las leyes definitivamente tendrán que re-escribirse para adaptarse a los cambios que se avecinan, y el gigante tecnológico también quiere involucrarse en la regulación. En diciembre de 2016, se supo de una carta de Steve Kenner, Director de Integridad del Producto de Apple, enviada a la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras (NHTSA). En esta misiva se hablaba sobre “la Política Federal de Vehículos Automatizados” y tenía sugerencias de Apple sobre cómo proteger mejor al público y mantenerse al ritmo de la innovación.

El vocero de Apple, Tom Neumayr, dijo en ese momento: “Estamos proporcionando comentarios a la NHTSA debido a que Apple está invirtiendo mucho en conducción y sistemas autónomos. Existen muchas aplicaciones potenciales para estas tecnologías, incluido el futuro del transporte, por lo que queremos trabajar con la NHTSA para ayudar a definir las mejores prácticas para la industria”.

En una segunda carta, la compañía hizo un llamado al estado de California para que endurezca su política de pruebas de autos sin conductor en las vías públicas. Cree que California debería exigir a las empresas que entreguen más datos a los funcionarios del gobierno, lo que —de paso—podría ayudar a Apple a ponerse al día con rivales como Google y Uber, que han estado desarrollando autos sin conductor durante mucho más tiempo. Hay que reconocerlo: Apple no ocupa aquí ninguna posición de liderazgo, a menos que se hayan convertidos en unos magos del ocultamiento de prototipos, y algún día nos sorprendan.

Los ejecutivos también pidieron más detalles sobre el uso de controladores de seguridad durante las pruebas autónomas en las vías públicas.

VALE: NO HABRÁ ALGO ASÍ COMO UN ICAR. PERO, DE HABERLO, ¿CÓMO SERÍA?

Siendo realistas, Apple no se convertirá en un fabricante de automóviles, tipo General Motors y Ford, al menos no en un futuro previsible. Sin embargo, la compañía tiene trabajando a algunas de las mentes más importantes de la industria, incluidos algunos ex empleados de Tesla, que están desarrollando algo. Por un tiempo, los rumores sugirieron un tipo de plataforma modular de conducción autónoma que Apple podría vender a los fabricantes de automóviles y camiones, o incluso directamente a los clientes. ¡Imagínate poder adaptar tu Toyota Tercel de 250,000 millas con un conjunto completo de tecnología autónoma!

Es muy probable que Apple no fabrique un automóvil, pero es divertido pensar en cómo podría ser un iCar. El año pasado, Motor Trend se reunió con diseñadores automotrices e industriales en el Hillside Campus de ArtCenter College of Design en California para imaginar juntos cómo se vería el iCar, y recibió respuestas de todo el mundo. La red en línea ClickMechanic también tiene algunas ideas propias, reportó designboom. El colectivo ha tomado algunos de los productos más icónicos de Apple, pasados ​​y presentes, y los ha utilizado utilizó como inspiración para el futuro vehículo.

¿PODRÍA APPLE DISEÑAR TRENES DE PROPULSIÓN?

Los esfuerzos de Apple en la industria automotriz podrían generar algunas características distintas e inusuales. La tecnología de conducción autónoma y las interfaces de usuario optimizadas son buenas apuestas, pero la compañía también podría intentar meterse en la revolución eléctrica. Las fuentes creen que Apple está desarrollando una nueva batería como ninguna que hayamos visto antes.

Apple podría estar trabajando con un fabricante coreano para desarrollar baterías de iones de litio cilíndricas con centros huecos. ¿Por qué huecos? Las baterías modernas emanan el calor de sus núcleos debido a las reacciones químicas que ocurren, pero con un diseño hueco, el flujo de aire aumentado mejora el enfriamiento. Esto reduce la necesidad de dispositivos de enfriamiento adicionales, haciendo las unidades más ligeras, más simples y —quizá— incluso más baratas.

La firma surcoreana firmó un acuerdo de confidencialidad con Apple, por lo que en este momento su identidad no está confirmada. Sin embargo, una solicitud presentada a la Oficina Europea de Patentes nos dice que una compañía llamada Orange Power está explorando la tecnología de batería “hueca”, y su staff de 33 empleados combina bien con la naturaleza reticente de Apple.

¿APPLE PODRÍA UNIR SUS FUERZAS CON UN FABRICANTE YA ESTABLECIDO?

Hemos escuchado rumores de que Daimler, la compañía matriz de BMW y Mercedes-Benz, está en conversaciones con Apple para desarrollar (o fabricar) el iCar, pero el diario alemán Handelsblatt asegura que estas negociaciones se han agotado. Aparentemente, la preferencia de Apple por almacenar los datos de los vehículos en iCloud fue un importante punto de fricción para los fabricantes, los cuales recientemente se pusieron a la vanguardia de la seguridad inalámbrica y la protección de datos. Los rumores que

hablaban de que Apple estaba a punto de comprar el fabricante británico de autos deportivos McLaren también resultaron falsos.

“No hubo una oferta de Apple. Ellos nos visitaron. Hablamos. Hablamos sobre lo que hicieron. Hablamos sobre lo que hicimos. Recorrieron nuestra fábrica. Nunca maduró a una propuesta definitiva “, dijo a Reuters el gerente general de McLaren, Mike Flewitt

¿CÓMO PUEDE APPLE EXPANDIRSE A LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ?

En cierto modo, Apple ya es un (buen) jugador en la industria automotriz. Millones de automovilistas usan el software CarPlay de la compañía, que anula el sistema de infotainment nativo del fabricante y coloca iOS directamente en el tablero de un montón de automóviles nuevos. Según Reuters, Apple también estaría en conversaciones con compañías que fabrican estaciones de carga de vehículos eléctricos, aunque la información detallada sobre estas negociaciones no se ha hecho pública.

Incluso si nunca aparece un iCar, la huella de Apple puede dejarse sentir en los próximos años a través de las personas que alguna vez hayan trabajado en el Proyecto Titán. Por ejemplo, en el Silicon Valley, California, dos veteranos del Grupo de Proyectos Especiales de Apple llamados Soroush Salehian y Mina Rezk han fundado una startup conocida como Aeva, y su objetivo es —claro— los autos sin conductor. En esencia, el pequeño dispositivo de Aeva busca proporcionar a los vehículos autónomos “una visión más completa, detallada y confiable del mundo que los rodea”.

Algún día, puede haber un poco de Apple en cada unidad de automóvil. Pero si el analista Kuo está en lo correcto, el Apple Car podría lanzarse en 2025.

* Artículo actualizado el 28 de junio de 2019 por Estefania Oliver. 

Recomendaciones del editor