Apple compra Drive A.I. para desarrollar tecnología de autoconducción

apple compra drive aiA medida que los vehículos autónomos continúan abriéndose camino, Apple dio un paso fuerte comprando una empresa startup llamada Drive A.I. que se especializa en el desarrollo de la tecnología necesaria para impulsar la auto conducción. La adquisición representa el último giro en el camino del gigante tecnológico hacia el lanzamiento de tecnología autónoma.

Un representante de Apple confirmó la compra, aunque la compañía se negó a revelar cuánto pagó por Drive A.I. Sin embargo, San Francisco Chronicle descubrió que Drive A.I. había notificado a los reguladores de California que planeaba cerrar a fines de junio de 2019 y despedir a unos 90 empleados. Eso significa que Apple salvó a una empresa a la que le quedaban solo unos días de vida, un trato que podría haber sido demasiado bueno para dejarlo pasar.

Al igual que docenas de empresas similares lanzadas en la década del 2010, Drive A.I. Se fundó para desarrollar el hardware y software necesarios para lograr la autonomía de vehículos. Probó sus prototipos basados ​​en el Nissan NV200 en vías públicas sin incidentes mayores, y operó dos programas piloto de transporte en Texas. A finales del 2018, la compañía planificó una rápida expansión a otras ciudades, pero el alcance de sus programas piloto no creció, dando lugar a serios problemas financieros a pesar de que recaudó $77 millones en su última ronda de financiamiento.

Los planes de auto-conducción de Apple siempre han sido secretos y enigmáticos, y la compañía no ha dado más detalles sobre la compra de Drive A.I. Sin embargo, esperamos que rápidamente se incorporen las operaciones al Proyecto Titán, el nombre de su proyecto de investigación de vehículos autónomos.

Las probabilidades de ver un automóvil con la marca de Apple vendido junto con un iPhone son bastante bajas, pero la compañía aún está gastando una cantidad tremenda de dinero en el desarrollo de tecnología autónoma, que es probable que finalmente sea otorgada a los fabricantes de automóviles. 

Recomendaciones del editor