Por este motivo, Nissan descontinuó la Rogue híbrida

nissan rogue hybrid 2020 2017 768x768

El segmento de vehículos híbridos tendrá una opción menos entre sus modelos de 2020, luego de que Nissan resolviera descontinuar la versión de su SUV compacta Rogue (X-Trail en el resto del planeta) propulsada por gasolina y electricidad.

Según informó Autoblog, la decisión se explica por las bajas ventas de la variante y deja el camino despejado a competidores como Toyota RAV4 y Ford Escape, que la tiene ediciones híbridas e híbridas enchufables para la temporada que se avecina.

Recientemente, Nissan presentó el próximo esquema de precios para su modelo más popular en Estados Unidos, con la notable ausencia de la unidad híbrida. Sin detallar cifras, un portavoz del fabricante japonés dijo que solo representaba “una pequeña parte” de las ventas totales del vehículo.

A medida que los híbridos se volvieron más habituales, las casas automotrices agregaron rápidamente versiones específicas de sus sedanes medianos, que fue en el pasado reciente el segmento de automóviles más demandado.

Si bien hoy Nissan no tiene un híbrido en el catálogo del Altima, sí existen alternativas con Toyota Camry, Honda Accord y Chevrolet Malibu. Pese a que los crossovers y SUV han reemplazado a los sedanes entre los más vendidos, los fabricantes han tardado en agregarles configuraciones híbridas.

Cuando la Rogue Hybrid debutó en 2017, su única competencia era la RAV4 Hybrid. En ese momento, la Nissan era bastante competitiva que la Toyota en economía de combustible, pero el escenario se revirtió dos años más tarde.

Es fácil imaginar por qué los consumidores preferían la edición a gasolina antes que la híbrida del Rogue. La diferencia de precio era de $2,800 dólares a favor de la primera y la ganancia promedio en eficiencia apenas fluctuaba entre cinco y seis mpg (2.1 y 2.6 kml), según el tipo de tracción, de acuerdo a lo certificado por la EPA.

Nissan tiene una historia de intentos poco afortunados con los híbridos. Lanzó un Altima en 2007, pero el modelo, que utilizaba un sistema provisto por Toyota, solo estaba disponible en un puñado de Estados que siguen los estándares de emisiones de California. Al cabo de cuatro años, desapareció. La SUV mediana Pathfinder también tuvo una variedad del mismo tipo, pero apenas estuvo una temporada en las salas de exhibición.

Para el mercado japonés, el fabricante desarrolló un sistema híbrido más sofisticado, llamado e-Power. Sin embargo, nunca lo implementó en los productos que comercializa en Estados Unidos.

Recomendaciones del editor