Skip to main content

Una semana a bordo de la Nissan Kicks 2022

Esta película ya la hemos visto. Con el aumento de los precios de la gasolina y la escasez de vehículos nuevos, las condiciones del mercado automotriz actual favorecen a los vendedores, quienes han eliminado incentivos en busca de maximizar sus ganancias. Este cambio le ha devuelto mucho atractivo a los autos económicos, un segmento al que diversos fabricantes le han dado la espalda. 

Por fortuna, Nissan no fue uno de ellos. Para prueba, la pequeña crossover Nissan Kicks 2022, que tuve a mi disposición por una semana. 

¿De qué se trata?

La Nissan Kicks es una pequeña crossover subcompacta con capacidad para cinco pasajeros —tres de ellos algo apretados en el asiento trasero—, con un precio inicial de $19,800 dólares para la versión S básica y de $21,650 para la tope de línea SV que probamos. Se trata de precios muy atractivos en un mercado donde, según Kelly Blue Book, el precio medio de los autos adquiridos por los estadounidenses ronda los $47,000 dólares.

Su portón trasero y su techo alto le dan versatilidad a la Nissan Kicks, que a todo efecto es un pequeño auto de ciudad al que podríamos calificar de ideal para el quehacer diario, en especial si está circunscrito a ambientes urbanos donde la pequeña camioneta es una verdadera campeona. 

Para aumentar el atractivo de la Kicks, Nissan ofrece el paquete de sistemas de seguridad activa Safety Sense 360 como opción, que incluye detección de punto ciego, advertencia de colisión frontal, alerta de tráfico cruzado trasero y frenado automático trasero y asistencia de luces alta, sin que el vehículo sobrepase los $25,000 dólares.

Exterior

Sin declararla ganadora de ningún concurso de belleza, la Nissan Kicks es un vehículo razonablemente atractivo gracias, en parte, a un rediseño presentado en 2021, cuyo punto focal fue un hermoso frontal con faros angostos que le dan un aspecto agresivo y hermoso, que aunque contrasta con su tamaño diminuto nunca llega a desentonar. Por el contrario, lo complementa.

Como toda crossover pequeña, el diseño de la Kicks enfatiza su altura, pero el techo contrastante y un manejo inteligente de líneas la hacen lucir elegante y proporcionada. Las llantas de 17 pulgadas complementan un esfuerzo visual del cual Nissan puede sentirse orgulloso, más por tratarse de un auto pequeño, los cuales son difíciles de diseñar. 

Cabina

La cabina de la Kicks es un recordatorio permanente de que se trata de un auto económico gracias a vastas superficies de plásticos rígidos. Pero esto no quiere decir que esté desprovista de detalles atractivos y útiles, que van desde un tablero de superficies suaves con costuras contrastantes en el primer renglón hasta un pantalla táctil de 8 pulgadas que ofrece acceso a Nissan Connect con Bluetooth, Apple CarPlay, Android Auto y un sistema de sonido Bose.

Relativamente espaciosa, está equipada con asientos cómodos con excelente visibilidad, un volante forrado en cuero y una consola central equipada con conectores USB y USB 2.0, portavasos, un descansabrazos que cubre un pequeña espacio para guardar objetos y los controles del sistema climático que son sencillos e intuitivos de usar. El cuadro de instrumentos cuenta con un velocímetro analógico y una pantalla LED configurable que incluye un tacómetro y un lector de velocidad digital. 

Tren Motriz

Bajo el capó de la Nissan Kicks 2022 se encuentra un 4 cilindros de 1.6 litros de desplazamiento que produce 122 caballos de fuerza y ​​114 libras-pie de torque acoplados a una transmisión continua variable (CVT). Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), la Nissan Kicks 2022 consume 31 millas por galón en ciudad y 36 en carretera para un combinado de 33 mpg, justo lo que recetó el médico en estos días de aumentos constantes en el precio del combustible.

Manejo

Desde una posición de manejo razonablemente cómoda, la Nissan Kicks es un vehículo muy fácil de conducir. Uno de sus puntos fuertes es un radio de giro muy cerrado, que facilita maniobras como dar vuelta en U en una calle de dos carriles o estacionarse en paralelo. La suspensión y su sistema de dirección con asistencia electrónica, que sin ser especialmente comunicativa es rápida y predecible, conspiran para una marcha agradable y balanceada, la cual es complementada por un sistema de control dinámico del vehículo (VDC). Este utiliza varios sensores para medir las acciones del conductor y los movimientos del auto y así ajustar respuestas del vehículo como la presión en los frenos y las respuestas del motor a los requerimientos de aceleración.

Por desgracia, la transmisión CVT y el 1.6 litros no hacen una combinación ideal, ni siquiera una buena. Al calibrar la CVT en favor de la economía de combustible, el motor —ya de por sí anémico— parece una animal letárgico en la autopista más interesado en tomar una siesta que en responder a los comandos de mi pie derecho. Esto no es un problema en ambientes urbanos, pero la Nissan Kicks 2022 no es un vehículo en el que me gustaría hacer un viaje largo en carretera. 

Conclusiones

Para aquellos conductores que buscan espacio y economía, la Nissan Kicks es un vehículo ideal, práctico, seguro, cómodo y hasta atractivo, en especial si la mayoría del manejo será en ambientes urbanos y suburbanos. Pero si las necesidades de estos usuarios incluyen largos trayectos en carretera, quizá sea necesario explorar otras opciones, como la Nissan Rogue Sport o hasta el Nissan Sentra, que cuenta con 27 caballos de fuerza adicionales que podrían representar toda la diferencia del mundo.

Recomendaciones del editor