Lucid Air Dream Edition: mucha potencia o mucha autonomía

La llegada del Lucid Air es esperada con impaciencia por todos los entusiastas de la movilidad limpia. No porque se trate de un vehículo económico, de hecho, su precio de $169,000 dólares es la antítesis de la asequibilidad, sino porque representa un paso más, y muy excitante, en la consolidación de los trenes motrices eléctricos en el mercado automotor mundial.

Lucid dejará ver en público su hermoso sedán eléctrico muy pronto, pero mientras llega el joven fabricante de vehículos eléctricos nos calma la ansiedad con algunas noticias interesantes.

Las personas que hicieron reservas de la versión tope de la línea que será conocida como Dream Edition recibirán sus unidades a finales de este año y tendrán dos variantes para elegir.

El Lucid Air Dream Edition llegará en Performance o Range, nombres que se pueden traducir como “desempeño” y “autonomía”, y aunque no nos damos normalmente a la tarea de traducir los nombres de los modelos de los que hablamos ni los de sus variantes, en este caso es importante porque indican exactamente lo que cada vehículo ofrece. La versión Performance es la que ofrece más potencia, mientras que Range brinda más autonomía de recorrido por carga de la batería.

Los modelos Lucid Air Performance contarán con la descomunal potencia de 1,111 caballos de fuerza, 31 caballos más de los prometidos. Según Lucid, esta variante podrá acelerar de 0 a 60 millas por hora en 2.5 segundos y otorgará a sus conductores una autonomía por carga de 450 millas (720 km).

Por su parte, los Lucid Air Range tendrán una autonomía estimada en 517 millas (827 km), que parece ser el consenso logrado después de haber corrido más de 500 modelos de rango de conducción, y aunque la última palabra la tendrán las autoridades de Estados Unidos y la Unión Europea, el estimado es notoriamente mayor que el del modelo Performance y muy impresionante por derecho propio.

El sacrificio que hay que hacer por la autonomía mayor, es una potencia de 933 caballos de fuerza, lo que representa 178 caballos menos que los que ofrece la versión Performance.

La realidad es que ambas variantes tienen cantidades impresionantes de potencia y de millas de autonomía, por lo que los compromisos que hay que hacer en uno u otro sentido difícilmente dejarán insatisfechos a sus compradores. El punto realmente importante es el tiempo que toma cargar la batería.

La competencia natural del Lucid Air es el Tesla Model S Plaid, que acelera de 0 a 60 millas por hora unos 0.22 segundos más rápido que la versión Performance, pero cuenta con una autonomía muy inferior de solo 390 millas (624 km), y eso le otorga a cualquier de las dos versiones del Lucid Air un ventaja significativa al momento de enfrentar escenarios reales de uso diario.

Recomendaciones del editor