Hyundai propone cargar el auto estacionándolo bajo el sol

Hyundai está desarrollando paneles solares para automóviles como una forma de hacerlos más eficientes, más amables de conducir y, en el caso de sus modelos híbridos y eléctricos, menos dependientes de la red eléctrica. Por eso es que prevé un futuro en el que los conductores carguen las baterías estacionando sus vehículos intencionalmente bajo el sol.

Al menos en el papel, la idea parece bastante sencilla. Consiste en un panel ubicado en el techo, un controlador, un paquete de baterías y algunos metros de cable. El panel genera electricidad mientras que el controlador la transforma a la tensión estándar antes de enviarla a la batería.

La primera generación de esta tecnología podría surtir entre el 30 y el 60 por ciento de la batería de un automóvil híbrido por día. La cantidad dependerá del tamaño y la intensidad de la luz solar, que varía dependiendo del lugar donde vivamos.

Paralelamente, el fabricante surcoreano estudia implementar esta innovación en sus modelos con motor de combustión interna. En ellos, el techo contaría con panel semitransparente que se duplicaría como un techo panorámico.

En esta aplicación, la electricidad generada iría a la batería convencional u otra adicional instalada para fines de almacenamiento. Gracias al sol, podrían alimentarse accesorios como el sistema de infoentretenimiento o el de climatización.

Una tercera generación de la tecnología se basa en un sistema de tapa solar -actualmente en desarrollo- para maximizar la generación de energía mediante la integración de paneles solares en el techo y el capó de los híbridos y eléctricos.

La casa asiática espera transformar el automóvil en un generador de energía y un dispensador. Por ejemplo, se podría usar electricidad generada por la luz solar para alimentar un taladro en un sitio de trabajo de un área remota.

“En el futuro, veremos varios tipos de tecnologías de generación de electricidad, incluido el sistema de carga solar, conectados a los vehículos. Esto les permitirá alimentar desde un dispositivo pasivo que consume energía hasta una solución que genere energía activamente”, explicó el vicepresidente ejecutivo de la división de diseño de ingeniería de Hyundai, Jeong-Gil Park.

La primera generación del techo solar de Hyundai llegará a la línea de producción después de 2019. Su compañía hermana Kia también tendrá acceso a él, pero aún no se sabe en qué vehículo hará su debut.

La firma surcoreana no es la primera compañía en experimentar con paneles solares montados en el techo. En Japón, la versión híbrida enchufable del Toyota Prius puede recibir un panel solar a un costo adicional.

Si bien la tecnología no está homologada en Estados Unidos, porque el vidrio en el que está incrustado el panel puede romperse en caso de un accidente, Toyota confía en un pronto cambio en la legislación. Saab experimentó con una tecnología similar en 1985, pero nunca llegó a implementarla.

Recomendaciones del editor