El Ford Mustang con motor EcoBoost se repotencia hasta los 330 hp

Cuando hablamos de los números del Ford Mustang, solemos centrarnos en sus motores V8. Sin embargo, la más reciente actualización del propulsor EcoBoost turboalimentado de 2.3 litros promete dar que hablar. La variedad contará en su edición 2020 con un “High Performance Package”, que lo dotará de mayor potencia.

La novedad comenzó como un proyecto paralelo. El EcoBoost de cuatro cilindros del Mustang está relacionado con el motor utilizado en el hot hatchback Focus RS, ejemplar que fue descontinuado. Como un experimento, un equipo de Ford Performance decidió poner un motor del Focus RS en un Mustang. A partir de ahí, desarrollaron novedades que permitieron avanzar en una actualización del Mustang EcoBoost.

Las unidades de alto desempeño recibirán un motor de una cilindrada ligeramente diferente, así como un turbocompresor más grande. Esto da como resultado 330 caballos de fuerza, más que los 310 del EcoBoost estándar, aunque el torque se mantendrá en las mismas 350 libras-pie (475 Nm).

Al respecto, Ford afirmó que el par máximo ahora está disponible en un rango más amplio de revoluciones, lo que significa que los conductores lo pueden alcanzar con mayor facilidad. Eso sí, el Mustang solo alcanza estas cifras con combustible premium.

El motor actualizado está disponible con una transmisión manual de seis velocidades y una automática de 10 relaciones, que también están disponibles en otras versiones del Mustang.

La casa automotriz agregó que la versión mejorada del Mustang EcoBoost alcanzará las 60 mph (96 kph) en alrededor de cuatro segundos. En paralelo, logrará una velocidad máxima de 155 mph (249 kph), es decir, será 34 mph (55 kph) más rápido que un Mustang EcoBoost de nivel de entrada, y 10 mph (16 Kph) que la versión 2019 del modelo de rendimiento.

Otras actualizaciones

Los ingenieros también realizaron actualizaciones en otras áreas, utilizando piezas prestadas del Mustang GT: frenos más grandes, una abrazadera delantera para reforzar el chasis y una nueva fascia delantera diseñada para mejorar el enfriamiento.

El paquete de rendimiento también incluye software recalibrado para la dirección asistida, control de estabilidad, frenos antibloqueo y rines de 19 pulgadas, así como un kit de escape específico para cada modelo.

La innovación saldrá a la venta este otoño y solo conoceremos los precios cuando se acerque la fecha de lanzamiento.

Otros cambios en la línea de Mustang para 2020 incluyen nuevos colores y una aplicación estándar FordPass Connect, que incluye funciones como el bloqueo y desbloqueo remoto, además de arranque remoto del motor en modelos equipados con cajas automáticas.

Para esta temporada también esperamos presenciar el lanzamiento del Shelby GT500 de 700 caballos de fuerza.

Recomendaciones del editor