Skip to main content

Chrysler asegura su futuro con autos hermosos y eléctricos

Carlos Tavares, CEO de Stellantis, dio noticias excelentes para los devotos de la marca Chrysler. Durante un evento celebrado en la ciudad de Ámsterdam para discutir la estrategia de productos futuros del gigante automotriz, Tavares no solo aseguró que el futuro de Chrysler no estaba en peligro, sino que habló de nuevos productos para la histórica marca estadounidense.

Este anuncio contradice la opinión generalizada sobre la inminente cancelación de Chrysler. La marca ha subsistido con una línea de dos modelos desde 2017, cuando el sedán mediano Chrysler 200 fue retirado del mercado antes de lo esperado, y el hecho de que las nuevas SUV gigantes de la corporación fuesen adjudicadas a Jeep y no a Chrysler parecía haber sido el último clavo en el ataúd de la marca.

Chrysler Airflow Concept en CES 2022.

Por fortuna, la opinión generalizada estuvo errada. Carlos Tavares aseguró que Chrysler es “uno de los pilares emocionales de la antigua FCA”, por lo que para Stellantis es importante “darle a esta marca un futuro y una oportunidad de recuperarse”. Taveres indicó que Chrysler sería relanzada con nuevos modelos que “se ven realmente hermosos”, pero no ofreció más detalles sobre estos.

Lo que Tavares sí reafirmó, como parte del plan estratégico de Stellantis llamado Dare Forward 2030, es que la línea de Chrysler sería por completo eléctrica para 2028, lo que no da más opción que concluir que los modelos futuros de la marca serán autos sin emisiones.

El primero de ellos probablemente sea la versión de producción del Chrysler Airflow Concept, la hermosa crossover conceptual que debutó en enero en la Feria de Electrónicos de Consumo (CES) 2022, en Las Vegas, y que aún en forma conceptual luce lista para llegar a los salones de exhibición. Por su tamaño y diseño, la Airflow entraría a competir con dos de los modelos más reconocidos en el mercado de los eléctricos, las camionetas crossover, los Tesla Model Y y el Ford Mustang Mach-E, así como con la Chevrolet Equinox EV que la marca del corbatín prometió para otoño de 2023. 

La meta de Stellantis para sus operaciones en Norteamérica es que 50 por ciento del total de sus ventas de vehículos de pasajeros y camiones ligeros en la región estén constituidas por autos eléctricos para 2030. Para que esos planes se hagan realidad, Stellantis tendrá que reavivar las operaciones de Fiat en la región, que actualmente cuenta con un solo modelo: la crossover 500X.

Al respecto, Tavares dijo que aunque tenían un par de ideas de qué hacer con Fiat en la región, aún no se había tomado ninguna decisión. Confesó que “todavía tenemos que pensar en cómo hacemos que la marca Fiat se recupere en Estados Unidos”. 

Por último, Tavares aseguró de manera categórica que Stellantis no tenía intenciones de traer más marcas a Estados Unidos, así que quienes esperaban ver el regreso de marcas como Citroen, Peugeot y Opel a Norteamérica deben abandonar la idea por el momento. “Creo que ya tenemos suficiente”, dijo Tavares.

Recomendaciones del editor