Establecen nueva marca de costa a costa a bordo de un Tesla Model 3

En 45 horas y 16 minutos quedó la nueva marca de costa a costa para vehículos eléctricos. Kyle Conner y Matthew Davis completaron el viaje de Nueva York a Los Ángeles en un Tesla Model 3. Los conductores emplearon en su travesía una versión Long Range RWD, a la cual le acortaron la suspensión para ganar en capacidad aerodinámica, según confidenció el sitio The Drive.

“Estoy emocionado de haber batido el récord y demostrar que los eléctricos están mejorando rápidamente. Será genial ver los tiempos disminuir en los próximos años, a medida que la carga sea más rápida y la mayor eficiencia permita velocidades crucero más altas”, señaló Conner.

Pese a su explícita admiración por la tecnología de este tipo de vehículos, el sistema de conducción asistida AutoPilot raramente fue empleado por el binomio. “Queríamos ir rápido”, apuntó el conductor, quien dijo estar convencido de que “pronto” un eléctrico cubrirá en menos de 40 horas la distancia que separa el Pacífico del Atlántico.

El anterior récord perteneció por algunos días a Lars Thomsen, su esposa Betty Legler y la hija de ambos Robin Jedi, unos turistas suizos que fueron desde el neoyorquino Red Ball Garage hasta el hotel Portofino de Redondo Beach, en las cercanías de la ciudad californiana de Torrance, en 48 horas y 10 minutos.

La travesía familiar a bordo de un Tesla Model 3 fue filmada y documentada meticulosamente. El viaje promedió 58.9 mph (casi 95 kmh) y requirió 19 detenciones en las estaciones Supercharger. En total, pagaron $136.26 dólares por 832 kilovatios-hora, pese a que el aire acondicionado estuvo a plena potencia todo el camino. El recorrido de 2,835 millas (4,562 kilómetros) atravesó los estados de Pensilvania, Ohio, Indiana, Oklahoma, Texas, Nuevo México y Arizona, además de los de origen y destino.

Al volante, se turnaron el padre, la madre y la hija de 18 años, que había obtenido su licencia de conducir dos semanas antes del viaje. Según describieron en su bitácora, utilizaron la utilidad semiautónoma Autopilot una abrumadora mayoría del viaje, a diferencia de los amigos Conner y Davis. Pese a ello, quebraron el mejor registro previo en dos horas y seis minutos.

El vehículo de los suizos tampoco había sido modificado. Fue el mismo Tesla Model 3 2018 Long Range RWD que Lars Thomsen compró nuevo en Estados Unidos y lo embarcó a Europa aproximadamente un año antes de que Tesla comenzara a vender allí su producto de entrada. De hecho, todavía está equipado con las llantas de aleación de 19 pulgadas y los mismos neumáticos instalados en la planta de California en la que fue construido.

Conducir a través de Estados Unidos de este a oeste (o viceversa) se conoce como Cannonball Run. Miles de conductores temerarios y muy irresponsables se han turnado para romper la marca durante décadas. El infame registro es atribuido a Ed Bolian, quien en 2013 cubrió el camino en 28 horas y 50 minutos viajando en un Mercedes-Benz CL55 AMG.

Recomendaciones del editor