DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Qué es una Chromebook y por qué te convine (o no) comprarla

Las laptops con ChromeOS son una alternativa innovadora a la mayoría de las computadoras disponibles en el mercado. Si estás buscando una portátil con un sistema operativo simple, que sea fácil de usar, y que no sea un dolor para tu billetera, estás obligado a investigar qué es una Chromebook, uno nunca sabe, podría ser todo lo que necesitas.

Hay algunas cosas a considerar antes de comprar una Chromebook, como su hardware limitado y sus capacidades en general. Sigue leyendo para conocer cómo funcionan las Chromebooks en comparación con otras opciones.

Lo básico

qué es una chromebook

Las Chromebook son laptops ligeras que dependen en gran medida del ambiente de Google Chrome. Si bien, tienen características específicas del sistema operativo, como un administrador de archivos, un iniciador de aplicaciones, una barra de tareas, etc. La mayor parte de su trabajo reside en una pestaña de Chrome. Esta dependencia se traduce en una baja carga, lo que permite un arranque súper rápido y un rendimiento ágil incluso en la mayoría de los equipos de gama baja.

Al igual que Android, Chrome OS se centra en los servicios de Google, como Gmail, YouTube, Maps y Docs. Por ahora, aún puedes instalar aplicaciones basadas en web desde la Chrome Web Store, que es esencialmente un código funcional basado en web incluido en un único paquete que se instala, se asemeja y funciona como aplicaciones móviles, de las cuales, muchas requieren una conexión a internet y otras no.

Sin embargo, Google descontinuó las apps de Chrome en macOS, Linux y Windows en junio de 2020, dado que rara vez se usan. Google desconectará las aplicaciones de Chrome para Chromebooks en junio de 2022. Actualmente, para llenar el vacío de software en Chromebooks es permitido usar las aplicaciones de Android instaladas desde Google Play Store.

El almacenamiento local generalmente es limitado, pero con 100 GB en línea y la opción de expandirlo si lo deseas, es suficiente para la mayoría de las tareas y estilos de uso de computadoras portátiles. Algunas Chromebooks vienen con un mayor espacio de almacenaje, lo cual es obvio, te costará más.

El beneficio de guardar casi cualquier cosa en la web es que tienes acceso a todo desde otra computadora. Además, si tu Chromebook muerde el polvo, no tendrás que preocuparte por perder todas sus aplicaciones, documentos y configuraciones.

Finalmente, los tamaños de pantalla tienden a ser más comparables a sus contrapartes de Windows, con todo, desde Chromebooks en miniatura de 12 pulgadas como Pixel Slate hasta modelos de 15 pulgadas como la Lenovo Yoga C630. No hay más grandes, pero las Chromebook funcionan bien con monitores externos para aquellos que necesitan pantallas grandes.

Las resoluciones pueden ser altas. La pantalla de Pixel Slate tiene una resolución de 3,000 x 2,000 pixeles y se ve increíble. Incluso, hay una Chromebook 4K fabricada por Lenovo que nos gusta particularmente, y Samsung tiene una que viene con una pantalla 4K AMOLED y los procesadores Intel Comet Lake de última generación.

Las Chromebooks funcionan sin conexión

La mayoría de las Chromebooks se conectan a internet mediante wifi, aunque algunos modelos de mayor precio ofrecen conectividad celular. Sin embargo, si no puedes encontrar una señal, existen soluciones para muchas tareas rutinarias; no dejes que la gran dependencia de Chrome te engañe.

Por ejemplo, puedes redactar, leer correos electrónicos con Gmail, trabajar en documentos con Google Drive, descargar y jugar sin conexión. Las aplicaciones guardarán automáticamente tu trabajo y se sincronizarán con los servicios en línea cuando tu Chromebook se vuelva a conectar.

Rendimiento de una Chromebook

Las especificaciones de la Chromebook a menudo parecen débiles en comparación con sus contrapartes portátiles de Windows, pero eso se debe a que no necesitan ser súper potentes. ChromeOS nunca tuvo la intención de ejecutar software de escritorio, o aplicaciones de Android.

Debido a este enfoque, ChromeOS es lo suficientemente ligero como para que no necesites el mismo poder de procesamiento de una computadora portátil con Windows.

Aún más, los componentes de gama baja generalmente requieren menos energía para operar, lo que ayuda a extender significativamente la vida útil de la batería de la Chromebook, otro gran punto de venta original.

Hay algunos aspectos destacados de Pixelbook y Pixelbook Go de Google, las cuales, prepararon el camino para una nueva generación de Chromebooks premium con hardware de alta gama e incluso un mayor rendimiento.

La mayoría de las Chromebooks no tienen especificaciones tan impresionantes. Por lo general, ofrecen procesadores de nivel de entrada que están diseñados para ahorrar energía más que el procesamiento de números o la representación 3D. Hay algunas configuraciones de Core i5 y Core i7, pero se sienten como excesivas en Chrome OS.

La memoria se puede limitar a 2 o 4 GB, lo cual no es mucho para los estándares de las computadoras portátiles de Windows, incluso es más que suficiente en la mayoría de las tareas de ChromeOS.

Actualmente, no hay Chromebooks con chips de video dedicados, aunque algunos ofrecen gráficos integrados más capaces que otros. La Acer Chromebook 315 ofrece configuraciones con una APU AMD que incluye gráficos integrados de Radeon, pero aún este modelo, está diseñado para acelerar los servicios web, más que los juegos.

Gaming

Definitivamente, los juegos no son la especialidad de Chromebook, en parte debido al almacenamiento limitado y las especificaciones relativamente débiles.

Algunos juegos y aplicaciones de Android no se adaptan bien en las pantallas más grandes de una Chromebook. De hecho, muchos juegos solo se juegan en modo teléfono inteligente y se bloquean si expandes la vista a pantalla completa. A menos que estén desarrollados para una tableta, no esperes que se reproduzcan en una portatil.

Es posible que ni siquiera veas tus juegos favoritos de Android en Google Play cuando usas una Chromebook. Eso se debe al procesador de la computadora. ¿Por qué? La mayoría de los teléfonos inteligentes y tabletas se basan en un diseño de procesador (ARM) diferente al que se usa en las computadoras portátiles y de escritorio (x86). Posiblemente tu juego favorito no está escrito para un procesador Intel a pesar de que funciona bien en tu teléfono Qualcomm Snapdragon.

Una alternativa para los juegos de Android es instalar Linux, si tienes espacio. Con esta plataforma, puedes usar Steam y cualquier juego en su biblioteca que ofrezca una opción de Linux, sin necesidad de compra adicional.

Incluso entonces, el hardware subyacente de las Chromebooks generalmente se elige para acelerar las tareas basadas en la web y mantener el precio general bajo. Las capacidades de almacenamiento limitadas evitan la instalación de juegos grandes o múltiples, y el rendimiento está lejos de brindarte esas excelentes velocidades de cuadros en tus juegos favoritos AAA a las que estas acostumbrado.

Aun así, tenemos una lista de los mejores juegos para Chromebooks si estás interesado en lo que está disponible y es fácil de jugar.

Limitaciones de Chromebook

Las Chromebooks tienen sus fortalezas, pero también debilidades. A primera vista, su mayor defecto es la imposibilidad de instalar el software de escritorio tradicional. Por ejemplo, no parece haber ningún medio para instalar aplicaciones de edición de fotos como Photoshop o GIMP de Adobe.

Para compensar, hay muchas aplicaciones de Android y ChromeOS que pueden llenar los nichos que suelen tomar las de Windows o macOS. Desafortunadamente, las contrapartes de ChromeOS y Android no siempre son una alternativa perfecta, ni tan buena.

Nada de esto es particularmente problemático si eres un usuario prolífico de productos de Google, ya que todos esos servicios y aplicaciones están entrelazados con ChromeOS y funcionan bien con él. El problema radica en aquellos que quieren y necesitan más que eso de su computadora portátil.

Obtener el software de escritorio en una Chromebook tampoco es imposible. Los usuarios experimentados pueden instalar cualquier versión basada en Linux de sus programas favoritos, incluidos GIMP, Discord, LibreOffice y más, las cuales son la alternativa de código abierto para Windows y MacOS.

Desafortunadamente, no encontrarás una versión de Linux de cada aplicación de escritorio que esté disponible en Windows y MacOS. A veces, te verás obligado a confiar en versiones de Android o alternativas basadas en la web.

La variedad de periféricos soportados no es la ideal, ya que los accesorios nuevos a veces carecen de los controladores necesarios para funcionar correctamente en una Chromebook. El soporte puede, o no, llegar más adelante, dejando a los usuarios limitados en la elección de accesorios, en comparación con los de las computadoras portátiles con Windows.

El almacenamiento local todavía tiende a limitarse entre 16 y 64 GB, y es casi exclusivamente flash eMMC. Eso significa que es relativamente rápido, pero el espacio es restrictivo.

¿Por qué tan poco? Nuevamente, Chrome OS se diseñó originalmente para ser una solución asequible y liviana que se basa en aplicaciones basadas en la web. Ahora que la plataforma admite apps de Android y software de escritorio Linux, las necesidades de almacenamiento se han disparado, pero las capacidades aun siguen siendo restringidas.

Ahí es donde entra en juego Google Cloud. Obtienes 100 GB de almacenamiento gratuito en la nube durante 12 meses, pero después de eso, se te cobran $20 dólares anuales, lo cual no es malo. Otros planes de Google One varían de 200 GB a 10 TB, con un costo de hasta $100 dólares por mes.

El bajo almacenamiento de la Chromebook te empuja a confiar en los servicios en la nube basados ​​en suscripción. Sin embargo, una solución alternativa es instalar una tarjeta SD, siempre y cuando, la portátil incluya una ranura. Actualmente, no puedes descargar aplicaciones de Android a una memoria SD y la capacidad de estas varía según el modelo.

También puede usar un disco duro externo si deseas más espacio de almacenamiento local.

¿Deberías comprar una Chromebook?

Primero, hazte esta pregunta: ¿por qué necesito una computadora portátil? Profundiza y considera lo que necesitas de una laptop.

Si necesitas una computadora portátil para disfrutar Netflix, navegar por la web y escribir correos electrónicos, te recomendamos encarecidamente que compres la mejor. Son más baratas que sus homólogas de Windows y son rápidas y receptivas. Funcionan particularmente bien con el software y los servicios de Google, por lo que, si usas Gmail, Google Drive y Google Docs regularmente, una Chromebook podría ser ideal para ti.

Lo más importante, si estás buscando comprar una computadora portátil por menos de $500 dólares, probablemente terminarás con una mejor experiencia usando una Chromebook. Las computadoras portátiles con Windows a ese precio a menudo son voluminosas, tienen poca duración de la batería y no funcionan tan bien.

Si deseas una computadora portátil para juegos de alta resolución, edición de video 4K u otros escenarios multitarea de alto rendimiento, olvídate de una Chromebook.

Las Chromebooks son excelentes en lo que pueden hacer. El bajo precio es de particular interés, lo que las hace perfectas para cierto público. La toma de notas y la visualización de medios son tareas muy centradas en los estudiantes, y un presupuesto limitado es un sello distintivo de esa base de audiencia.

En última instancia, las Chromebook pueden no ser tan capaces como muchas computadoras portátiles con Windows o Apple MacBooks, pero son más que suficiente para algunas personas.

Ciertamente, no son para todos, pero, sí te parece que podría ser una buena opción para ti, pruébala. Te sorprenderá lo mucho que te puede gustar.

*Actualizado el 18 de septiembre de 2020 por Aron Covaliu.

Recomendaciones del editor