MacBook Pro M1 Pro vs. MacBook Pro M1: ¿cuál deberías comprar?

Luego de un año de probar la MacBook Pro M1 llegó el momento de cambiar a la nueva MacBook Pro M1 Pro. En esta comparativa intentaré responder dos preguntas recurrentes: ¿merece la pena el cambio de una generación a la otra?, ¿cuál es mejor para editar videos para YouTube?

MacBook Pro con chip M1 Pro: otro nivel

Un año después del lanzamiento de la primera computadora con chip propio, Apple decidió renovar su serie MacBook Pro con dos nuevos modelos de 14 y 16 pulgadas, así como nuevos chips, M1 Pro y M1 Max. He utilizado la MacBook Pro con chip M1 por más de un año en su versión de 8 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento, mientras que la nueva computadora con la que la enfrento tiene chip M1 Pro, 16 GB de RAM y 1TB de almacenamiento, con 10 núcleos a diferencia de los ocho de su predecesora.

Esta comparativa es importante porque las nuevas MacBook Pro no sustituyen a la de 2020, así que ambas opciones se mantienen activas en el mercado en este momento.

Desde luego, lo primero que notamos es la incorporación de más núcleos y de modelos con más potencia, pero eso no significa que todo el mundo necesite tener la más rápida.

Diseño y pantalla: una MacBook Pro más grande

El primer aspecto a comparar es el diseño y la pantalla. Aunque el acabado y los colores son los mismos, Apple hizo cambios grandes y notorios entre la MacBook Pro con chip M1 y la nueva con chip M1 Pro, comenzando por el teclado.

En la nueva M1 Pro ya no encontraremos la Touch Bar, que en mi experiencia era una herramienta muy útil en el día a día, aunque ahora ganamos una nueva fila con botones de función.

Debo destacar que en la nueva M1 Pro se incorporan más puertos que en la versión anterior, pues la MacBook Pro M1 cuenta solamente con dos Thunderbolt 4 y desde allí hay que conectar todos los periféricos.

En la nueva MacBook Pro M1 Pro encontramos, además de tres puertos Thunderbolt 4, la incorporación de un HDMI y una ranura para tarjeta SD, que en términos prácticos y para quienes utilizamos monitores adicionales puede ser una verdadera ventaja.

La pantalla es, como era de esperarse, el centro de grandes novedades. La MacBook Pro M1 es de 13 pulgadas y la nueva MacBook Pro M1 Pro está disponible en 14 y 16 pulgadas.

La pantalla de la nueva M1 Pro tiene bordes más pequeños y mucho menos pronunciados que la M1 de 2020. Además, la nueva ceja libera gran parte del panel para dar un poco más de espacio. Si hablamos de calidad, los colores son más vivos y el brillo es mucho mejor, de hecho, es el doble del ofrecido en la versión de 2020.

Algo importante a destacar es que este panel incluye la tecnología ProMotion de Apple, que ofrece una tasa de actualización ajustable de 120 Hz. Eso quiere decir que los gráficos en juegos y tareas con imágenes, edición de videos y demás tendrán una latencia menor.

La MacBook Pro M1 ve comprometidos sus núcleos al exportar solo un video.

Rendimiento: MacBook Pro M1 vs. MacBook Pro M1 Pro

Durante un año he podido comprobar que la MacBook Pro M1 es poderosa, funciona bien, ha soportado una gran carga de trabajo en gráficos y edición de videos, así como en las actividades cotidianas como el uso de internet y la reproducción de contenido en streaming, aunque siempre pensé que necesitaba un poco más de fuerza porque en ocasiones se quedaba un poco pasmada, en particular cuando intentaba abrir varias aplicaciones de edición de video al mismo tiempo.

Al probar el procesador M1 Pro, he podido constatar que es más poderoso. El flujo de edición de videos es mucho mejor y abrir apps como Premiere Pro y After Effects al mismo tiempo no supone un dolor de cabeza.

Además, algo notable es la mejora en el aspecto gráfico y la optimización energética, que ofrecen un mejor desempeño respecto a su antecesor.

En algunos casos, la nueva MacBook Pro M1 Pro puede llegar a ser 10 veces más rápida en procesamiento de contenido. Eso te ahorraría mucho tiempo de trabajo, pero también te da la oportunidad de obtener más calidad en el resultado. Imagina que puedes comenzar a exportar un proyecto de Premiere Pro, editar una foto en Lightroom y jugar con Photoshop mientras esperas por tu video, todo mientras ves una serie en HBO Max con audio espacial. Así de contundente es la capacidad de procesamiento del chip en tareas normales que realiza un editor de videos cada día.

La MacBook Pro agrega los puertos que Apple jamás debió quitar.

Batería y carga rápida

La batería de la nueva MacBook Pro M1 Pro dura un poco menos respecto a la incorporada en la M1, aunque su tamaño es menor. Apple reconoce que ofrece hasta 17 horas de reproducción de video con una sola carga, mientras que la M1 de 2020 ofrece hasta 20 horas. Eso son unas 11 horas de navegación web vs. 17 horas de la laptop del año pasado.

Según mi experiencia, puedes utilizar la computadora para un maratón de tu serie favorita durante un vuelo entre Madrid y San Francisco, y tener batería para checar tu correo electrónico al aterrizar.

Con la nueva M1 Pro el cargador MagSafe vuelve y la carga es mucho más rápida, porque debemos recordar que la MacBook con chip M1 solo se puede cargar mediante USB-C, mientras que las nuevas tienen ambas opciones de carga.

Mientras que la MacBook Pro del año pasado únicamente tiene la opción de cargador de 61 vatios USB-C, la MacBook Pro con chip M1 Pro ofrece dos opciones que dependen del modelo que elijas comprar: la computadora con ocho núcleos incorpora un cargador de 67 vatios y la de 10 núcleos uno de 96, algo interesante porque el segundo puede darte media carga en solo 30 minutos.

¿Cuál MacBook Pro deberías comprar?

Como productor y editor de video, en el último año sufrí un poco con mi MacBook Pro con chip M1. Al utilizar la suite de Adobe, incluso con las aplicaciones que ya tienen versión M1 como Premiere Pro, la computadora no ha sido tan rápida como me gustaría. En algunas pruebas que realicé durante la última semana puede evidenciar cómo la MacBook Pro con chip M1 Pro puede renderizar video 4K mucho más rápido sin ver comprometido su funcionamiento, y eso definitivamente es un plus que no se puede ignorar.

Abrir Premiere Pro o Photoshop es mucho más rápido con la M1 Pro, y la posibilidad de ejecutar varias actividades al mismo tiempo es simplemente sublime. La M1 está bien, pero la M1 Pro vuela.

Por otro lado, probablemente los usuarios de Final Cut estén cubiertos con la M1 debido a que el software de Apple siempre ha funcionado muy bien en esa laptop.

La diferencia de precios entre un modelo y otro es bastante notable, por lo cual recomiendo la M1 Pro para quienes necesitan exprimir el máximo rendimiento posible de esta computadora. Si realizarás tareas cotidianas, quizá no necesitas una computadora tan potente y cara, así que deberías revisar las MacBook Air M1 y MacBook Pro M1.

La MacBook Pro M1 tiene un precio inicial de $1,299 dólares, mientras que la M1 Pro está disponible a partir de $1,999.

Recomendaciones del editor