Mira cómo SpaceX aterriza un cohete Falcon 9 después de una exitosa misión

El proyecto SpaceX de Elon Musk obtuvo una victoria el fin de semana cuando realizó el exitoso aterrizaje de un cohete Falcon 9 este domingo, después de lanzar una misión de reabastecimiento a la Estación Espacial Internacional (ISS). El propulsor del cohete hizo su aterrizaje nueve minutos después de despegar y alcanzar la órbita baja.

La localización del despegue y del aterrizaje era el Launch Complex 39A de la NASA en el centro espacial de Kennedy en la Florida, sitio de las misiones lunares de Apolo, con la excepción de Apolo 10. Ésta marcó la primera vez en la que un cohete fue lanzado de este complejo de lanzamiento, desde el retiro de los lanzamientos de transbordadores espaciales en el 2011. SpaceX acordó un contrato de 20 años de arrendamiento para Pad 39A en el 2014.

RelacionadoCámara de la NASA captura la potencia de una turbina de cohete

Las noticias de este fin de semana fueron particularmente positivas tras el retroceso temporal que sufrió el proyecto SpaceX en septiembre del año pasado, cuando uno de sus cohetes explotó en la plataforma de lanzamiento.

Durante un corto período de tiempo, parecía que la mala suerte también podría golpear el lanzamiento de este fin de semana, cuando se retrasó por un período de 24 horas desde su fecha prevista original del sábado. En Twitter, Elon Musk explicó que esto se debió a que los ingenieros descubrieron que el trazo de movimiento de un motor de dirección superior que controlaba el pistón hidráulico “se veía un poco extraño”. “Si este es el único problema, el vuelo estaría bien, pero necesitamos asegurarnos de que no es sintomático de una causa raíz más importante”, continuó. “Ese 1% de probabilidad hace que no valga la pena arriesgarnos. Es mejor esperar un día”.

A post shared by Elon Musk (@elonmusk) on

El cohete Falcon 9 contenía la cápsula Dragon de SpaceX, con alrededor de 5,500 libras de suministros y equipo de investigación destinados a llegar hasta los seis astronautas de la ISS. Se espera que llegue a su destino el miércoles, cuando será recuperado usando un brazo robótico de 57 pies.

En conjunto, este es otro paso positivo en el programa de cohetes espaciales SpaceX de Musk, así como la prueba de que el sitio de lanzamiento más emblemático de los Estados Unidos todavía tiene mucha vida cuando se trata de jugar un papel en la próxima repetición de la carrera espacial. Recordemos que también se realizó un lanzamiento exitoso del cohete Falcon 9 el mes pasado.

A principios de este mes, la presidenta de SpaceX, Gwynne Shotwell, dijo que el equipo esperaba realizar lanzamientos “cada dos o tres semanas” desde tres sitios ubicados en California y Florida.