Sensores en los asientos alertarán sobre la ansiedad o pánico de los pasajeros en el avión

Los aviones son la manera más segura de viajar, así lo asegura las estadísticas que calculan que  las probabilidades de morir en un accidente aéreo  son una en  5 millones. Sin embargo, para  alrededor de un  30 por ciento de los viajeros,  la sola idea de viajar a 500 millas por hora y a 11.000 pies de altura,  puede provocar  algún tipo de ansiedad o miedo y  que ocasionalmente  puede  degenerar en  un ataque de pánico en pleno vuelo.

El periódico Daily Mail de Londres, informa que estudiantes de la Universidad Tecnológica de Delft en Holanda,  crearon  un nuevo concepto de asientos para  aviones llamado  “ FlightBeat”,  que permiten monitorear el ritmo cardíaco de los pasajeros  mediante  sensores colocados en el respaldo.

“Los viajeros indispuestos o nerviosos, tienen una frecuencia cardíaca más rápida y los sensores son capaces de leer los impulsos eléctricos del corazón a través de la ropa,  permitiendo así  mantener una  lectura constante de la salud física y mental de los pasajeros”,  explicaron los estudiantes.

La información es transmitida a una aplicación para el iPad que  alerta al  personal de cabina,   cuál de los pasajeros necesita un simple vaso de agua o requiere de  una mayor atención.

screen-shot-2015-04-27-at-8-36-59-am

Gracias a la colaboración de  KLM Airlines, FlightBeat  ya se instaló  en forma experimental en algunos aviones y se espera que “ayude a  prevenir costosos aterrizajes de emergencia causados por aquellos que esperan demasiado tiempo antes de alertar a la tripulación cuando se sienten mal”.