¿Te gustaría imprimir chicles en 3D?

A todo el mundo, o a casi todo, le gustan los dulces y las golosinas impresas en 3D, sobre todo en los últimos meses del año.

Por ello, ahora, la compañía alemana Wacker acaba de anunciar su más reciente integración a un creciente género: el chicle impreso en 3D.

Relacionado: Esta súper máquina imprime alimentos en 3D y cocina

La compañía afirma haber reinventado el chicle con una tecnología que permite que se imprima en una variedad de diferentes formas y sabores, que se presentará en la feria ProSweets Cologne a principios de 2017.

“En general, el chicle es una matriz de alimentos muy compleja con propiedades físicas únicas, como su elasticidad intrínseca y su alta viscosidad incluso a temperaturas elevadas”, dijo Martin Seizl, gerente de desarrollo de negocios de Wacker, a Digital Trends.

“Esto hace que el modelado sea muy desafiante. Además, el producto impreso debe ser sabroso y mantener su forma con el tiempo. Nuestros expertos han logrado superar estos desafíos repensando las formulaciones del chicle desde cero y optimizando el hardware y el software de impresión 3D comercialmente disponibles “, añade Seizl.

Como proveedor de materias primas para la industria del chicle, Seizl dijo que el objetivo de Wacker abarca todo tipo de personalizaciones.

“Actualmente estamos evaluando las posibilidades de esta nueva tecnología, en particular la variación de colores, formas y sabores”, asegura. “Se pueden personalizar y es que, generalmente, vemos una tendencia hacia los productos alimenticios personalizados, ya sea para propósitos comerciales, tales como la publicidad, o para uso personal”, matiza.

De momento, no se sabe cuándo el chicle en 3D llegará nuestros paladares, pero si sigue los pasos de otras compañías de dulces impresas en 3D, es fácil imaginar que habrá demanda seguro.

Wacker también utilizará la feria ProSweets Cologne 2017 para presentar otra innovación: su denominada tecnología CANDY2GUM, que permite crear un dulce que primero sabe y se siente como un caramelo gomoso y luego se transforma en un chicle cuando se mastica.

Por supuesto, la “primera industria” que realmente estamos esperando es a la primera persona que llegue a pegar un trozo chicle impreso en 3D en la parte inferior de un mueble impreso en 3D, ¿o no?