Esta máquina imprime drones funcionales en pocas horas

Los sistemas de impresión 3D avanzan a pasos agigantados. Su aplicación pasa por diferentes ramas de la ciencia como la tecnología y la biomedicina, tal es el desarrollo con éxito de proyectos de impresión de tejidos como cartílagos, huesos o piel e incluso órganos completos. Ahora, la fabricación aditiva ha conseguido dar otro paso más con la impresión de drones y robots funcionales por completo.

Los investigadores del CSAIL, el laboratorio de inteligencia artificial del MIT, anunciaron en un artículo publicado el 8 de febrero su nuevo proyecto denominado LaserFactory. Se trata de una máquina completa diseñada para imprimir estructuras y ensamblar circuitos y sensores para drones y otro tipo de robots.

Diseña e imprime, todo en uno

De acuerdo con la publicación del CSAIL, LaserFactory está compuesto por dos partes que funcionan de manera independiente, pero en armonía. Por un lado, el sistema cuenta con un conjunto de herramientas de software con las que los usuarios pueden diseñar dispositivos personalizados y por otro, una plataforma de hardware que los imprime.

Los investigadores planean lanzar una versión más completa del proyecto, que será exhibida en un evento en mayo, pero ya nos han permitido echar un vistazo a la versión actual en este video publicado en su canal de YouTube:

Según el doctorando del CSAIL Martin Nisser, LaserFactory ha conseguido automatizar el proceso de fabricación y simplificarlo casi a la mínima expresión. De este modo, el sistema podría ser beneficioso no solo para gente de la industria y desarrolladores de productos o fabricantes, sino también para investigadores y educadores que quieran hacer realidad prototipos de, por ejemplo, dispositivos portátiles, robots o productos electrónicos.

La idea del proyecto es, a grandes rasgos, aprovechar las plataformas de fabricación disponibles, como impresoras 3D y cortadoras láser, y automatizar todo el proceso de fabricación de dispositivos funcionales en un solo sistema de modo que se reduzcan costes y tiempo.

“En el futuro, las personas ya no necesitarán un título en ingeniería para construir robots, ni deberían tener un título en informática para instalar software”, dice Nisser.

Recomendaciones del editor