Ingenieros Alemanes crean una cámara más pequeña que un grano de sal

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stuttgart en Alemania, han usado la impresión en 3D para crear una cámara minúscula. La óptica de la misma es suficientemente pequeña como para caber dentro de una jeringa. Midiendo tan sólo 0,12 milímetros de ancho es más pequeña que un grano de sal de mesa.

De acuerdo a los comentarios del equipo de estudiantes de doctorado, las técnicas de fabricación tradicionales actuales hacen que sea imposible construir lentes tan pequeñas. Sin embargo, mediante el uso de la impresión en 3D, también conocida como la fabricación aditiva, las posibilidades de tamaño cambian dramáticamente. El equipo, dirigido por estudiantes de doctorado Timo Gissibl y Simon Thiele, dijo que el proceso de diseño y fabricación de la lente diminuta en realidad sólo tomó un par de horas.

Relacionado: Una nueva tecnología de impresión 3D que revolucionará la industria

Poner una lente en un dispositivo de 0,12 milímetros, ya parece una hazaña muy grande. Pero en realidad esta cámara impresa en 3D tiene no una, sino tres lentes. La cámara está conectada una fibra óptica de cinco pies que es sólo aproximadamente el doble de ancho de una hebra de cabello.

La combinación de la cámara diminuta y la finísima fibra óptica haría posible inyectar el dispositivo en el cuerpo humano para así poder extraer información directa desde dentro del paciente y hacer un diagnóstico. También se podría utilizar en maquinaria.

Hay un asunto esencial a tener en cuenta: dentro del cuerpo humano no hay luz y sin luz la cámara no puede filmar. Pero estos investigadores lo tienen cubierto, la cámara viene con una pequeña luz de LED

El equipo de investigación también imprimió en 3D una versión de cámara con un censor de imagen más tradicional, creando una cámara muy pequeña con un número de diferentes usos. Ésta podría ser usada tal vez como una muy pequeña cámara espía o para equipar otras tecnologías, tales como robots, con “visión” propia .

La universidad sugiere que esta tecnología podría hacer posible equipar aviones no tripulados del tamaño de abejorros con las cámaras. También podrían facilitar la implementación cámara envolvente de 360 grados para teléfonos inteligentes.

A medida que la tecnología y la investigación en este campo avanzan, cada vez se hará as fácil obtener éste tipo de dispositivos que eran imposibles hace solo un par de años. ” El tiempo transcurrido desde que surgió la idea; diseñamos la óptica, hicimos el modelo en CAD, hasta que obtuvimos el producto terminado con todo y las micro-lentes impresas en 3D; fue menos de un día,” dijo el profesor de Stuttgart Harald Giessen. “Estamos así abriendo los horizontes de lo que es posible; como anteriormente lo han hecho el diseño asistido por ordenador y la fabricación integrada al ordenador en ingeniería mecánica hace unos años.”