Este par de Roadsters Mercedes-AMG están listos para debutar en París

Era sólo cosa de tiempo de que el coupé de Mercedes-AMG GT diese lugar a una variante convertible. Y efectivamente, Mercedes hará debutar no sólo uno, sino dos variantes convertibles en el Salón de París 2016 a finales de este mes.

El Mercedes-AMG GT Roadster y el GT C Roadster (ambos 2018) se unirán a las tres versiones del coupé GT, lo que hará que este deportivo de lujo esté disponible en no menos de cinco ‘sabores’. A los alemanes les encanta sacar nuevas variaciones de cada modelo, después de todo. El GT Roadster será como la “base” convertible, mientras que el GT C será un modelo de mayor rendimiento.

Relacionado: ¡Green Hell! El Mercedes- AMG GT R 2018 está listo para devorar las pistas

Al igual que todas las demás variantes AMG GT, estos dos descapotables vendrán con un motor V8 de 4.0 litros doble turbo, el cual enviará su potencia a las ruedas traseras a través de una transmisión de doble embrague de siete velocidades. El V8 alcanza los 469 caballos de fuerza y 465 libras-pie de torque en el GT Roadster, y 550 caballos de fuerza y 502 libras-pie en el GT C. Mercedes asegura que el GT Roadster pasará de 0 a 60 mph en 3.9 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 188 mph. Mientras, el GT C tardará sólo 3.7 en llegar a las 60 mph, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 196 mph.

El GT C no es sólo una versión más potente del GT Roadster, sino que también utiliza algo del hardware de la variante más grande del AMG GT, el coupé GT R. Eso incluye un diferencial electrónico trasero con bloqueo, suspensión adaptativa AMG Ride Control, y un sistema de dirección de las ruedas traseras. A velocidades inferiores a 62 mph, dirige las ruedas traseras en la dirección opuesta delanteras, aumentando así su agilidad. A velocidades más altas, los dos pares de ruedas giran en la misma dirección para mantener así la estabilidad.

Ambas variantes convertibles reciben la parrilla “Panamericana” del AMG GT3, y el GT C se ensancha en su guardabarros delantero. Debajo de la piel, se ha añadido una estructura de peso extra para compensar la pérdida del techo, aún cuando Mercedes asegura que este aumento no será demasiado significativo, todo gracias al uso de materiales ligeros. La capota convertible tarda unos 11 segundos en abrir o en cerrar, y según Mercedes se puede activar yendo a una velocidad que no supere las 31 mph.

El Mercedes-AMG Roadster GT 2018 y el GT C Roadster 2018 debutarán en Salón de París, que se inaugura a finales de este mes. Ambos saldrán a la venta en los Estados Unidos durante el otoño de 2017, con unos precios que se anunciarán cuando la fecha se acerque. Entre tanto, Mercedes lanzará el coupé de AMG GT R, así como un nuevo modelo de base GT coupé, flanqueando al coupé GT S existente, tanto en precio como en rendimiento.