BMW muestra su nuevo Serie 5

BMW ha mostrado la séptima generación de su Serie 5. Se trata sin dudas de un diseño más evolutivo que revolucionario. Su extremo delantero cuenta con una parrilla cromada un poco más amplia, así como un par de faros alargados, modificaciones que tienden a ser un tanto más discretas en la parte posterior, en donde BMW dice haber ajustado el diseño para hacerlo visualmente más bajo.

La silueta general, eso sí, no cambia mucho, aunque en BMW aseguran que el vehículo es ligeramente más grande que su predecesor. Pero volumen no significa peso, y el nuevo Serie 5 es 137 libras más ligero, gracias al uso generalizado de materiales como el acero de alta resistencia, aluminio y magnesio.

Relacionado: Así serán las motocicletas en 100 años más, según BMW

Uno de los cambios más notables es que el nuevo 5 viene con un cuadro de instrumentos digital configurable. La consola central está orientada hacia el conductor, y la pantalla de información y de entretenimiento —montada en la parte superior del tablero de instrumentos— se mantiene igual. La cabina es más amplia que antes, y cuenta ahora con 18.7 pies cúbicos de espacio en el maletero.

BMW es sinónimo de tecnología, y el nuevo Serie 5 no es una excepción. En particular, los compradores podrán pagar algo más por un sistema de información y entretenimiento controlado por gestos, el cual hizo su debut el año pasado en el Serie 7. Pero para aquellos que no les guste la idea de tener que ir haciendo muecas frente a una pantalla, se puede navegar valiéndose de comandos de voz, del controlador iDrive, o simplemente, tocando la pantalla de 10.2 pulgadas.

La línea Serie 5 trae dos modelos: el 530i y 540i. El 530i utiliza un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros turboalimentado y con inyección directa. Genera 248 caballos entre las 5,200 y las 6,500 rpm., y 258 libras-pie de torque entre las 1,450 y las 4,800 rpm. El 540i es impulsado por un seis cilindros turbo de 3.0 litros, el cual genera una potencia de 335 caballos de fuerza entre las 5,500 y las 6,500 rpm, y 332 libras-pie de par entre las 1,380 y las 5,200 rpm. En ambos modelos, una transmisión automática envía la potencia a las ruedas traseras, aunque se ofrece el sistema de tracción total xDrive de BMW por un costo adicional.

Relacionado: Este BMW es un auténtico Transformer

El 530i alcanza las 60 mph en 6 segundos, tiempo que baja a 4.9 en el caso del 540i. Diferentes motores turbodiesel se ofrecerán en Europa, aunque es demasiado pronto para saber si llegarán o no a los EE.UU. Sin embargo, un modelo híbrido enchufable, el 530e, y una variante más deportiva denominada M550i, se unirán a la alineación más adelante. Los rumores indican el próximo M5 en aparecer vendrá con 600 caballos y tracción total.

La lista estándar de prestaciones incluye un control de crucero adaptativo, el cual funciona entre las 19 y las 130 mph. Este sistema es capaz de detener completamente el vehículo, si considera que aquello es necesario. Además, se incluye un asistente de mantenimiento en carril, estacionamiento remoto, vista en 3D envolvente, y un sistema de ayuda de evasión, el cual permite al conductor hacer maniobras de emergencia con plena seguridad a velocidades cercanas a las 100 mph.

El BMW Serie 5 2017 saldrá a la venta en todo el país en febrero. Más información, incluyendo su precio, se darán a conocer unas cuantas semanas antes.