La silla gamer del futuro Razer tendrá pantalla enrollable

En algún momento del futuro, las sillas para videojugadores serán auténticas estaciones de juego capaces de desplegar, tras apretar un botón, una pantalla enrollable de 60 pulgadas. Eso es lo que visualiza Razer con el diseño conceptual Project Brooklyn, una silla para gamers de diseño vanguardista.

La presentación del diseño conceptual ocurrió en el CES 2021, donde Razer ya dio la nota con el Project Hazel, una mascarilla de aspecto futurista para los tiempos del COVID-19. Ahora, y mucho más apegado a los productos característicos de Razer, llega el Project Brooklyn.

“Lleva tu juego al límite con Project Brooklyn, un concepto de silla de videojuegos diseñada para redefinir el significado de juego envolvente”, describe Razer en la página del Project Brooklyn.

La idea es simple. La parte trasera de la silla guarda una estructura que esconde una pantalla enrollable de 60 pulgadas. Al apretar un botón, un mecanismo la despliega exactamente frente a la vista del jugador. La tecnología todavía luce futurista, pero existe y de hecho también se ha mostrado en CES 2021. Tras este despliegue tecnológico, el gamer podrá colocar su teclado y ratón, o incluso una consola, sobre una mesa que sale desde los descansabrazos. La silla, por si fuera poco, cuenta con retroalimentación háptica en el respaldo y el asiento.

Razer muestra Project Brooklyn, un diseño conceptual para la silla gamer del futuro

Dado que la silla es solo un concepto, no hay ningún indicio sobre cuánto podría costar este gadget. Sin embargo, su precio debería superar con facilidad los $100,000 dólares, considerando que en 2020, también en CES, LG presentó una televisión con pantalla enrollable de $60,000 dólares.

Recomendaciones del editor