Así es el portátil Razer Book 13 (y no es para gaming)

Así como los fabricantes de portátiles convencionales han expandido su negocio al gaming, una de las marcas más populares para los gamers da el salto a los portátiles convencionales: Razer Book 13 no es un PC pensado para pasarte horas y horas en competiciones de esport, sino para ser productivos, sin descuidar el diseño, aunque por sus características también lo puedas utilizar para jugar.

Fabricado en aluminio anonizado de una sola pieza, Razer Book 13 presume de ser el portátil con la pantalla de 13.4 pulgadas más delgada del mundo (0.6 pulgadas). Una capa de color blanco le da un aspecto diferente y más resistencia a las rayaduras. Un peso de menos de tres libras facilita transportarlo con comodidad. Que no esté destinado específicamente al gaming no significa renunciar a algunas características propias de estos equipos, como el teclado retroiluminado por tecla Razer Chroma RGB, que da la posibilidad de personalizarlas según las preferencias.

Razer Book 13

En su interior, integra procesador Intel de 11 generación, con la posibilidad de elegir configuraciones hasta Core i7 con gráfica Iris Xe y un sistema de enfriamiento de cámara de vapor propia de Razer que disipa el calor y disminuye el ruido. Opera con 16 GB de RAM —una capacidad pensada para trabajar en multitarea— y un disco duro SSD de hasta 512 GB. También viene con certificación Intel Evo, es decir, que cumple ciertos requisitos de eficiencia, como al menos 9 horas de autonomía y carga rápida (hasta 4 horas en menos de 30 minutos), entre otros.

Los usuarios también podrán elegir entre distintas pantallas, desde resolución Full HD+ hasta una táctil cubierta de Gorilla Glass UHD+. Todas en formato 16:10 y apenas biseles.

Con un Intel Core i5, Razer Book 13 vale 1,299.99 euros ($1199.99$ dólares) y con un Core i7 desde los 1,699.99 euros ($1,599.99 dólares). Se venderá a partir de noviembre de 2020 exclusivamente en Razer.com y tiendas RazerStore de todo el mundo.

Recomendaciones del editor