Los mejores videojuegos de fútbol de la historia

El fútbol es el Deporte Rey, qué duda cabe. Y como tal, ha tenido decenas de representaciones en otros formatos, y específicamente en el mundo de los videojuegos, estas han sido muy prolíficas. Ya desde los años 80, cuando el Atari 2600 era una de las principales plataformas para jugar, existieron juegos como Pelé Soccer (después conocido como Championship Soccer) que simulaban –de manera bastante rústica, claro– la dinámica de un partido de fútbol.

Desde entonces, los videojuegos de fútbol han evolucionado en cuanto a complejidad y estilo; el pináculo del fútbol virtual son las recientes versiones de FIFA o Pro Evolution Soccer, pero en el camino han habido muchos juegos en diferentes épocas que trasladaron el acto de correr detrás de una pelota a un videojuego. Las limitaciones técnicas de consolas más antiguas no fueron impedimento para que algunos de los videojuegos de fútbol más recordados de todos los tiempos existieran en plataformas de 16-bits.

A continuación, te damos una pequeña lista con los juegos de fútbol que han dejado su marca en la historia. Algunos apuntaron a la simulación más pura del deporte, mientras que otros se tomaban algunas libertades en pos de una experiencia más frenética. Eso sí, tenían un único objetivo final: hacer un gol en el arco contrario.

Super Sidekicks 2

Super Sidekicks 2 es producto de la época de gloria de la compañía SNK en máquinas arcade. Se estrenó en el año 1992 y fue muy diferente a su antecesor, Super Sidekicks, al apostar por una presentación levemente más realista en cuanto a proporciones tanto del campo como de los jugadores mismos.

Mientras Super Sidekicks fue un juego frenético y rápido, Super Sidekicks 2 hizo algunos ajustes en el ritmo de juego, que resultó algo más pausado en general. Además, se agregaron algunos elementos interesantes como por ejemplo, una mecánica en la que cuando un jugador estaba en posición de remate al arco, se cambia la perspectiva y la cámara se posiciona detrás del jugador con el balón, mientras aparece una pequeña mira dirigible con la cual apuntar el tiro. Este tipo de mecánicas le dieron a Super Sidekicks 2 un ritmo y un estilo muy distinto al juego anterior de la serie.

Aún cuando la presentación era más realista en general, el juego nunca dejó de ser un arcade en el que había que intentar ganar partidos en el menor tiempo posible. Mención aparte para la presentación y ambientación general, gracias a las cinemáticas que aparecían luego de un gol o un cobro arbitral y que potenciaban la idea de estar disputando un mundial de fútbol.

Super Sidekicks 2 tuvo varias secuelas, pero ninguna implicó un cambio tan radical como el salto de la primera a la segunda parte. En los siguientes juegos se agregaron más equipos y se hicieron ajustes a las mecánicas ya existentes, pero es justo decir que fue este juego el más revolucionario y recordado de todos los de la saga de SNK.

International Superstar Soccer Deluxe

Para mucha gente, International Superstar Soccer Deluxe debe ser el videojuego de fútbol más importante de toda la historia. Y la verdad, no podemos culparlos: en 1995, no había en el mercado un juego así de completo y refinado en todos sus aspectos.

ISSS Deluxe fue un salto demasiado grande respecto a lo que existía entonces. La mayoría de los videojuegos de fútbol eran experiencias arcade y limitadas en cuanto a opciones y posibilidades; la saga FIFA para entonces estaba dando sus primeros pasos pero más allá de la licencia, poco ofrecía en cuanto a jugabilidad y mecánicas. En cambio, el juego de Konami modificó la percepción que muchos teníamos respecto a lo que se podía hacer con el fútbol en una consola.

Porque ISSS Deluxe no solo era un juego impresionante desde la jugabilidad dentro de la cancha, sino también por las opciones que ofrecía fuera de ellas. No solo por las diferentes opciones para jugar torneos mundiales y eliminatorias completas, sino también por los ajustes tácticos disponibles que no se habían visto en un juego de fútbol hasta entonces. Yendo incluso más lejos, se puede decir que los sistemas de gestión de la táctica en los videojuegos actuales de fútbol tienen su base en ISSS Deluxe.

Este International Superstar Soccer Deluxe significó un antes y un después en la manera de entender los juegos de fútbol. Desde su salida a la venta, todo lo que existió antes pareció anticuado o, simplemente, lejos del nivel de excelencia de esta entrega. De aquí salió la base para lo que en el futuro fue la saga Pro Evolution Soccer y los juegos modernos de fútbol, cuyos orígenes se pueden rastrear hasta este juego. Hoy en día, podemos echar una partida de ISSS Deluxe y quizás solo sus gráficos anticuados revelan que este juego fue creado hace más de 25 años. Lo que hizo Konami con este juego estuvo absolutamente adelantado a su tiempo.

Nintendo World Cup

En la antigua NES, los juegos de fútbol estaban limitados en varios sentidos. Primero, por las capacidades técnicas de la consola, que impedían crear algo que se asemejara a la experiencia de fútbol más real. Y segundo, porque los videojuegos todavía estaban en su infancia, por lo que se vivía una etapa de experimentación no solo en el género deportivo, sino que en todos en general.

Así las cosas, el estudio Technos Japan ideó una vuelta de tuerca para ofrecer una experiencia futbolística mucho más ligera y el resultado fue Nintendo World Cup. ¿Qué pasaría sí, por ejemplo, un jugador no se pudiera levantar del piso después de recibir demasiadas patadas? Sin ningún árbitro cobrando faltas, eso nunca sería un problema. En Nintendo World Cup la idea era ganar un partido utilizando métodos poco convencionales, como derribar a los jugadores de forma casi permanente o utilizar tiros especiales que terminarían en gol casi todo el tiempo.

La combinación entre presentación y mecánicas fue el gran acierto de Nintendo World Cup. Sí, muchos de los gráficos se reutilizaron desde otro juego, pero aún así calzaban perfecto con la representación de los equipos compuestos por 6 jugadores que de realistas tenían nada. Además, era posible jugar incluso en canchas de diversos tipos, incluso algunas con piedras que había que esquivar o si no los jugadores terminarían en el piso. Y si bien el juego no apostaba al realismo, había de igual forma algunas opciones tácticas para dar instrucciones al resto de jugadores del equipo, ya que en Nintendo World Cup solo se controlaba a un personaje y los demás se movían o ejecutaban acciones según las instrucciones que se les dieran.

Nintendo World Cup fue probablemente una de las mejores experiencias de fútbol en las consolas de 8-bits y si bien luego llegaron algunos juegos más refinados para las plataformas que vinieron después, ninguno de ellos tuvo un estilo tan particular como este.

Pro Evolution Soccer 6

La saga Pro Evolution Soccer está una de las dos series que están vigentes a día de hoy. Sin embargo, también se debe decir que PES lleva más de una década de capa caída, por motivos que tienen principalmente que ver con el tipo de empresa que es Konami y el foco respecto a qué videojuegos producir.

Así las cosas, Pro Evolution Soccer 6 sigue siendo el punto cúlmine de esta serie (hay una discusión respecto a si es este juego o PES 5, pero para efectos de este artículo nos quedaremos con PES 6). Sin ir más lejos, PES 6 sigue vigente hoy en día gracias a su fiel comunidad, que sigue lanzando actualizaciones -no oficiales, por supuesto- de plantillas y equipos para mantener el juego al día.

Pero lo mejor de PES 6 están en el conjunto. Su jugabilidad es muy buena y aún cuando el juego apunta más al realismo que a lo netamente arcade, ningún tipo de mecánica o control es realmente complejo. PES 6 es un juego de controles muy intuitivos y sencillos, pero al mismo tiempo hay mucha flexibilidad en cuanto a la gestión del equipo, las tácticas y todo lo que tiene que ver con el comportamiento de los 22 jugadores en la cancha. En la década de los 2000, Konami había dado en el clavo respecto a cómo construir este tipo de juegos, gracias a la vasta experiencia que traían desde el ya mencionado International Superstar Soccer Deluxe.

PES 6 es de esos extraños videojuegos en los que el paso del tiempo no parece tener el mismo efecto que con otros. Jugarlo hoy en día (y especialmente con las plantillas actualizadas) es una experiencia muy buena que, pese a no ser tan compleja en cuanto a sistemas como los juegos más recientes, sigue siendo una representación muy fiel y muy realista del fútbol moderno. Es extraño que un juego de 2006 no parezca añejo para los estándares actuales, lo cual dice mucho sobre el actual trabajo de Konami con sus videojuegos de fútbol de la misma franquicia.

FIFA Road to World Cup 98

Durante la década de los 90, la saga FIFA estaba tratando de despegar y encontrar su forma definitiva. El primer FIFA International Soccer data de 1993, pero durante sus primeros años fueron juegos de vista isométrica y cuyo diferenciador fue principalmente tener la licencia de FIFA, pero en cuanto a jugabilidad no destacaban por encima del resto, sino al contrario.

Todo esto empezó a cambiar con Road to World Cup 98, el FIFA previo a la copa del mundo de ese año, que significó un giro respecto a lo que la saga estaba siendo hasta entonces. RTWC 98 llegó con un nuevo motor gráfico tridimensional que le dio mucha más realismo a la representación de los partidos, además de la implementación de ciertas características como un editor de jugadores o la inclusión de todas las selecciones nacionales asociadas a la FIFA en ese entonces.

RTWC 98 fue en su momento el juego completo en cuanto a contenido. Las selecciones incluían a los jugadores reales (incluyendo sus características físicas y apariencia), pero además el juego contaba con 11 ligas y casi 200 clubes representados. En cuanto a marketing, EA Sports se asoció con los jugadores más conocidos de ese entonces como David Beckham, Raúl González y Paolo Maldini, entre otros, para poner sus figuras en las portadas de sus respectivos países. Por otra parte, la banda sonora del juego fue memorable e incluyó canciones muy populares, entre las que resaltó Song 2 de Blur que fue la canción principal de la banda sonora.

Road to World Cup 98 marcó un punto de quiebre en la saga FIFA. De ahí en adelante, los juegos subsiguientes tomaron a ese juego como base, porque se siguió expandiendo la cantidad de ligas y licencias disponibles, la banda sonora se convirtió en parte importante de la presentación y en general, FIFA tomó un camino de autenticidad en cuanto a la representación del espectáculo que sus rivales no han podido, hasta ahora, igualar. Es cierto que la franquicia tuvo altibajos en la década siguiente y no fue hasta la década del 2010 cuando volvió a tomar la delantera en los años de fútbol, pero la forma definitiva de FIFA en la actualidad comenzó con el juego previo al mundial del 98.

Mención especial: Capcom’s Soccer Shootout

Esta versión del fútbol de Capcom para Super Nintendo comenzaba de manera curiosa desde la portada. Porque en vez de mostrar a un jugador famoso o un disparo al arco como en la mayoría de los juegos de fútbol, se mostraba a un jugador realizando un tackle deslizante sobre otro. Y sí, es cierto que International Superstar Soccer Deluxe tenía una imagen de portada similar, pero mientras en el juego de Konami el jugador que recibía la barrida parecía estar saltando de manera hábil, en este el receptor parecía estar cayendo y sufriendo.

Más allá del detalle, Soccer Shootout (conocido también como Capcom’s Soccer Shootout en algunos territorios) fue una interesante alternativa en la Super Nintendo y tal vez, si no fuera por la existencia de International Superstar Soccer Deluxe, diríamos incluso que fue el mejor juego de fútbol de la consola. Soccer Shootout no era un juego realista ni nada, sino que tenía similitudes con juegos de arcade como el original Super Sidekicks y esto era muy patente en un modo de fútbol sala en el que la pelota jamás salía del campo sino que rebotaba en las paredes y por ende, el juego nunca era interrumpido.

Soccer Shootout no era el juego con mayor cantidad de equipos o contenido ni tampoco fue el más conocido, pero estaba muy bien valorado entre la gente que lo jugó. Su presentación era bien atractiva e incluso tenía soporte para hasta cuatro jugadores utilizando el adaptador de controles de Super Nintendo. La saga nunca se convirtió en algo más grande como otros juegos mencionados en esta lista porque seguramente Capcom no estuvo interesado en ello, pero sin lugar a dudas se trató de uno de los juegos de fútbol más destacados de Super Nintendo.

Recomendaciones del editor