Review de FIFA 21: cambios pequeños que marcan la diferencia

FIFA 21 finalmente está aquí después de una espera más larga de lo usual para la llegada de otro juego de la franquicia.

Este año EA ha realizado cambios más pequeños que el año pasado, más bien presenta una nueva manera de realizar jugadas o nuevas tácticas personalizadas. Cambios más pequeños que pueden sonar como algo malo, pero realmente puedes sentir una diferencia mientras juegas un partido.

El Juego

Después de jugar tus primeros partidos notarás que el ritmo es una forma efectiva de tener el balón en el último tercio de la cancha. No siempre se trata del ritmo ya que tendrás que realizar los pases correctos para crear oportunidades, pero el ritmo es más importante este año que nunca antes.

Los remates de cabeza también son más eficientes este 2020, siempre y cuando tengas al jugador indicado al final de un pase cruzado. La buena performance de los atacantes, hace que para la defensa, el orden táctico sea un reto mucho mayor. Tendrás que perseguir con mayor frecuencia a un delantero rápidos este año.

Uno de los puntos débiles: Intentar defender una ventaja es mucho más difícil cuando los porteros parecen menos profesionales este año, ya que tienden a sacar el balón más que a golpearlo. Los arqueros también son vencidos con mayor facilidad en sus postes cercano y lejano. Por ejemplo, por culpa de los arqueros hay ocasiones en que recibo tres goles y aun así gano el juego. Ganar un partido este año 6-5 debería sentirse tan satisfactorio como ganar un partido 2-1 en años anteriores. Con suerte estos arqueros serán reparados en un parche en algún momento.

Modo Carrera

Este año el modo carrera tiene algunos grandes cambios que harán que algunos aspectos se sientan diferentes. Simular un juego es mucho más interesante que nunca antes con la función de simulador de juegos interactivos. Ahora puedes hacer cambios en tu equipo mientras simulas o saltas en cualquier momento para ayudar a tu equipo a obtener el resultado que estás buscando.

La nueva función de desarrollo de jugador te da ahora más opciones de lo que quieres mejorar en un jugador. Incluso puedes cambiar su posición, lo que es algo que no podías hacer en años anteriores a menos que utilizaras mods.

Entrenar es algo que ahora está en tu agenda más que ser algo opcional como en años anteriores. Aunque esto es algo más realista no es algo que harías por diversión. No creo que valga la pena hacer esto siempre para obtener mejores resultados. Las transferencias también son más realistas en términos de cómo son negociadas. Otros clubes ahora podrán en ocasiones ofrecerte un intercambio de un jugador en lugar de pagarte y las ofertas de préstamos ahora tendrán una opción de compra. Al final estos cambios hacen una mejoría en el modo carrera, aunque no una importante con tantas cosas en el juego y luciendo igual que en años anteriores.

El Máximo Equipo

FUT también ha hecho algunos cambios que hacen una diferencia. Los menús han sido rediseñados ordenando las cosas en grupos en lugar de pestañas como en años anteriores. Puedes encontrar tu estadio dirigiéndote a tus menús.

Ya no tienes que usar un estadio existente ya que ahora puedes personalizar tu propio recinto deportivo, lo que es una buena función.

Sin embargo, la eliminación de las tarjetas de acondicionamiento físico harán que FUT sea mejor este año porque esto significa menos gasto en dinero o usar un segundo equipo para hacer que el tuyo juegue a su máxima capacidad.

En síntesis, FIFA 21 ofrece muchos cambios pequeños que marcan una diferencia mientras juegas y a veces lo hacen más divertido. A pesar de que hay muchas cosas que disfrutar, esto no es suficiente para que este FIFA 21 sea el mejor de la franquicia de EA Sports hasta el momento.

*Jordi García, gamer de 15 años, contribuyó para esta revisión.

Recomendaciones del editor