El invierno en Kazajistán deja un atractivo volcán de hielo

Las bajas temperaturas registradas en Kazajistán durante el invierno de 2021, donde el termómetro descendió hasta los menos 12 grados Celsius (unos 10 grados Fahrenheit), dejaron una llamativa atracción natural en la región de Almatí que se convirtió en la postal más instagrameable de la zona, “un volcán de hielo” de unos 14 metros de alto.

Aunque la estructura en sí no es un volcán, sus características hacen que los pobladores y turistas de la zona se refieran al fenómeno de esa manera. En realidad se trata de una columna de hielo formada por agua de manantial que brota a una temperatura más alta que la ambiental (igual o menor a 0 grados), lo que provoca que al caer el agua se congele y forme una estructura cónica.

Las imágenes publicadas en redes sociales señalan que el llamativo fenómeno ocurrió en la región de Kegen, al sureste de Kazajistán.

El mismo volcán de hielo fue grabado a inicios de febrero por la cadena de noticias Ruptly. El medio consigna que el fenómeno es una atracción natural habitual, pues cada año se repite en la región.

El fenómeno, no obstante, no es exclusivo de Kazajistán. Aunque sin la misma majestuosidad, también a inicios de febrero usuarios de redes sociales reportaron la formación de volcanes de hielo en el lago Ontario, en las inmediaciones del estado de Nueva York.

Y aunque llamativos e instagrameables, los volcanes de hielo formados durante el invierno en la Tierra resultarían insignificantes en comparación con formaciones similares observadas en nuestro sistema solar. Hace algunos años, científicos de la NASA observaron en Plutón una elevación de 4,000 metros que consideran podría ser un auténtico volcán de hielo.

Recomendaciones del editor