Trabajador de Tesla dio positivo al COVID-19 en fábrica reabierta

Un empleado de Tesla Motors en la sucursal de la fábrica ubicada en Buffalo, Nueva York, dio positivo al COVID-19 tras reabrir la compañía, luego de semanas de controversia por la reanudación del trabajo como había pedido Elon Musk.

Desde principios de mayo este edificio donde se fabrican paneles solares, permanecía cerrado por las cuarentenas preventivas tomadas en la zona.

Según informó The Verge, el empleado de la fábrica quien mantuvo su anonimato, es el cuarto trabajador de Tesla en dar positivo a la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Sin embargo, el trabajador sería el primero en contraer el COVID-19  luego de que la compañía reabrió sus fábricas a lo largo del país.

El pasado 19 de mayo Tesla comenzó a reabrir en forma silenciosa sus instalaciones en Nueva York, luego de que el estado diera luz verde a su reapertura.

No obstante, la compañía no se encuentra a toda su capacidad debido a la actual emergencia sanitaria que afecta al país, y tiene con suspensión a un total de 984 trabajadores con contratos independientes.

Actualmente unos 500 empleados están en la fábrica, siendo sólo una parte de la fuerza laboral total con la que cuenta la sede ubicada en Buffalo.

Trabajador de Tesla dio positivo al COVID-19 en New York

Debido a esto, la compañía de Elon Musk ha pedido un año más en Nueva York para cumplir con esos objetivos de contratación y con esto no pagar una millonaria multa.

Por otro lado, Tesla ha reabierto otras de sus fábricas sin permiso previo, principalmente en las zonas de Nevada y California, siendo acusada de no responder preguntas y comentarios con respecto a las decisiones.

Trabajador de Tesla dio positivo al COVID-19 en New York

Elon Musk se ha mantenido contrario a las medidas sanitarias de prevención tomadas a lo largo de Estados Unidos para bajar los contagios de coronavirus, de hecho su fábrica de California hizo caso omiso a una orden judicial en marzo.

Tesla Motors continuará tomando medidas para asegurarse que las fábrica de Fremont continúe abierta, a pesar de la emergencia sanitaria y las actuales protestas que afectan al país.

Una carta enviada por la plana mayor de la empresa señala que los trabajadores deben “continuar yendo a trabajar a las ubicaciones de Tesla Fremont en California durante las horas de toque de queda, porque su trabajo es esencial”.

Recomendaciones del editor