Este reptil sobrevivió al meteorito que extinguió a los dinosaurios

La caída del meteorito que extinguió a los dinosaurios y otros grandes vertebrados tuvo un sobreviviente que sigue presente en nuestros días. Se trata de las serpientes, ya que un nuevo estudio reveló que estas existían hace más de 66 millones de años.

Publicada en Nature, la investigación explica que las serpientes son de los pocos animales que sobrevivieron a la extinción masiva, que terminó con 76 por ciento de las especies existentes. El cataclismo generó nuevos espacios para las serpientes, que tuvieron vía libre para expandirse hacia otros lugares y continentes.

No solo eso, esa expansión también se vio reflejada en la aparición de nuevas subespecies o linajes, más allá de las seis que sobrevivieron al evento. Esto es lo que los científicos llaman “destrucción creativa”, un concepto que puede leerse contradictorio pero que postula que la destrucción de una cosa puede traer como consecuencia la creación de otra.

Ilustración de referencia (Getty Images).

Uno de los autores del estudio explicó al sitio Inverse que una eliminación masiva de especies genera algo así como un reinicio. Y aquello permite que la evolución “se mueva hacia nuevos caminos y permita que aparezcan especies extrañas, como los seres humanos”.

Los investigadores también revelan que, previo al meteorito, para las serpientes era difícil moverse fuera de su hábitat natural porque eso implicaba competir con otras especies más dominantes, situación válida no solo para las serpientes, sino para muchas otras especies e incluso para explicar que “la biodiversidad actual es consecuencia de la caída de un meteorito”.

Serpientes ayudan a medir los niveles de radiación en Fukushima
Hanna Gerke.

Por ahora, es difícil saber con exactitud cómo se expandieron y diversificaron las serpientes luego del cataclismo, sobre todo porque no existen muchos fósiles prehistóricos.

Pese a ello, las hipótesis sugieren que esta especie sobrevivió a la extinción porque en general se mantenían por mucho tiempo en sus madrigueras y porque tenían la habilidad para cazar de noche, lo que pudo haber facilitado su existencia en un entorno oscurecido y hostil como el de un planeta tras la caída de un meteorito.

Recomendaciones del editor