Skip to main content

Descubren inédita especie de serpiente paraguaya

Una inédita especie de serpiente paraguaya fue descubierta por un grupo de investigadores del Programa Nacional de Incentivo a los Investigadores (PRONII) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) de Paraguay.

Pertenece al género Phalotris y la denominaron Shawnella. La misma es única en el mundo, y fue descubierta en las ciudades de Colonia Volendam y Laguna Blanca del Departamento de San Pedro. El material descriptivo sobre el reptil denominado “Una nueva especie de Phalotris (Serpentes, Colubridae, Elapomorphini) de Paraguay” fue publicado en la revista internacional Zoosystematics and Evolution.

Es una culebra de tamaño mediano, con cabeza no diferenciada del cuerpo, de hocico puntiagudo y muy prominente, adaptado para cavar (Modo de vida fosorial), de color ventral rojo, negro o pardo oscuro en los laterales, y rojo ladrillo en el dorso. Tiene 15 escamas alrededor del cuerpo, y carece de la primera hilera de escamas temporales. Existe una especie muy similar que se llama Phalotris nigrilatus, pero se diferencian porque P. shawnella tiene un collar amarillento, ausente en P. nigrilatus.

Pier Cacciali, doctor principal de la investigación, comentó que, “El hallazgo de una nueva especie puede darse por revisión de colecciones científicas o por el registro en campo. Luego de consultar la literatura pertinente, y de estar seguro que se trata de una nueva especie, usualmente se contacta a colegas expertos en el área como para tener otras opiniones. Después se realiza una descripción muy detallada en donde se puntualizan caracteres morfológicos en base a un ejemplar que es el que va a portar por siempre el nombre de la especie”.

Las serpientes del género Phalotris tienen cierto grado de toxicidad en su saliva, pero no representa un peligro para el hombre, y además es un animal muy dócil que no intenta morder. Sin embargo, de ninguna manera debe ser manipulado. Además, es endémica de Paraguay, y en particular del Departamento de San Pedro. No se la conoce de ninguna otra parte del mundo.

Recomendaciones del editor