El cocodrilo prehistórico caminaba como un dinosaurio

Un descubrimiento bastante impresionante se hizo en el sitio de excavación Sacheon Jahye-ri en Corea del Sur, ya que a través del estudio de huellas prehistóricas de un cocodrilo de hace 120 millones de años, se llegó a la conclusión de que caminaban como los dinosaurios.

Esto significa que también se desplazaban con sus dos patas traseras, hasta evolucionar a su actual posición más arrastrados.

El Dr. Anthony Romilio, de la Universidad de Queensland en Australia y uno de los autores del estudio, dijo: “En un sitio, inicialmente se pensó que las huellas estaban hechas por un pterosaurio bípedo gigante que caminaba sobre la marisma (terreno pantanoso situado por debajo del nivel del mar), ahora entendemos que eran bípedas huellas de cocodrilo”.

Primero el equipo de investigación determinó que la ausencia de huellas de manos en las vías, dado que los cocodrilos modernos son criaturas de cuatro patas o cuadrúpedas, negaban el hallazgo.

Pero se cree que los detalles finos de las almohadillas y las escamas en las plantas de las criaturas preservadas en el sitio prueban lo contrario.

El Dr. Romilio agregó que, “las huellas miden alrededor de 24 centímetros, lo que sugiere que los fabricantes de orugas tenían patas aproximadamente de la misma altura que las piernas humanas adultas. Eran animales largos que estimamos tenían más de tres metros de longitud”.

Por su parte, el profesor Kyung Soo Kim, de la Universidad Nacional de Educación de Chinju en Corea del Sur, manifestó sobre estas huellas de cocodrilo prehistórico que, “los dinosaurios y sus descendientes de aves caminan de puntillas. Los cocodrilos caminan sobre sus pies dejando claras impresiones en los talones, como lo hacen los humanos”.

Con una fecha de entre 110 y 120 millones de años, se cree que las huellas pertenecen a una nueva especie de cocodrilomorfo, que son ancestros de los cocodrilos y caimanes.

Recomendaciones del editor