Científicos crean moco sintético para combatir infecciones

Un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), entre los que se encuentra el ganador del Nobel de Química Richard Schrock, desarrolló una mucosidad sintética que replica las características de prevención de enfermedades de este fluido humano.

La mucosidad o moco es una secreción formada por mucinas —proteínas secretadas por la mucosa— que contiene enzimas antisépticas e inmunoglobulinas, por lo que juega un papel importante en la función inmune del cuerpo humano.

Científicos del MIT desarrollan mucosa sintética para prevenir infecciones

Debido a sus características inmunológicas, los científicos han tratado de replicar artificialmente la mucosidad. Sin embargo, esta tarea tiene como principal dificultad que cada polímero de mucinas está formado por una larga cadena de aminoácidos con muchas moléculas de azúcar llamadas glicanos, lo que dificulta replicar su estructura con precisión.

En su investigación, publicada en la revista ACS Central Science, los expertos del MIT describen un enfoque centrado en el desarrollo de la columna vertebral del polímero mediante una técnica conocida como metátesis con apertura de anillo, que permite unir moléculas para formar polímeros largos.

Los investigadores probaron la capacidad de las mucinas sintéticas al exponerlas a la bacteria Vibrio cholerae, que provoca cólera en humanos. Los expertos notaron que el moco sintético mostró mayor capacidad para capturar la toxina de la bacteria que las mucinas naturales.

Otro de sus hallazgos fue que las mucinas sintéticas resultaron solubles en agua, lo que permitiría su uso en tratamientos como gotas para los ojos o humectantes para la piel.

“Realmente nos gustaría comprender qué características de las mucinas son importantes para sus actividades e imitar esas características para que pueda bloquear las vías de virulencia en los microbios”, dijo Laura Kiessling, autora principal del estudio y profesora de Química del MIT .

En el futuro, los investigadores confían en que el desarrollo de mucinas sintéticas pueda usarse en la prevención de enfermedades infecciosas, incluidas aquellas que muestran resistencia a los tratamientos con antibióticos.

Los expertos esperan que este desarrollo pueda usarse para prevenir enfermedades infecciosas, incluidas aquellas que muestran resistencia a los tratamientos con antibióticos.

Recomendaciones del editor